Las acciones europeas cerraron este martes en alza porque las mineras recuperaron parte del terreno que perdieron en la corriente vendedora de la jornada anterior, pese a que los analistas creen que el mercado tendrá dificultades para recuperarse en el corto plazo.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 cerró con un alza de 0.2%, a 1,118.76 puntos, tras caer 1.7% el lunes. El índice siguió por debajo de su promedio de movimiento de 50 días, una señal bajista.

El referencial está apenas por debajo de la mitad de un rango definido por el máximo del 2011, a 1,190.51 puntos, tocado a mediados de febrero, y un mínimo de 1,066.62 alcanzado en mitad de marzo.

"Los mercados están en fase de consolidación. Están acabándose las preocupaciones", dijo Karen Olney, jefa de estrategia temática de USB.

"Hemos tenido el fin de la segunda expansión cuantitativa, el endurecimiento de (la política monetaria de) China, y la falta de noticias de resultados corporativos. Habrá buenos y malos días. Hoy es un rebote tras lo de ayer", agregó.

Las acciones de las mineras estuvieron entre los valores de mejor comportamiento. El índice STOXX Europe 600 de recursos básicos subió 1.3%, y los títulos de Anglo American, BHP Billiton y Rio Tinto ganaron entre 1.5 y 2 por ciento.

Un dólar más débil y una nota de Goldman Sachs elevando la previsión para el precio del petróleo ayudaron tanto al sector minero como al energético, pues los precios de los metales y el crudo subieron.

Entre las compañías energéticas cuyas acciones subieron se destacó BG Group, con un alza de 2.5 por ciento.

En los diferentes mercados europeos, el índice británico FTSE 100 y el alemán DAX ganaron 0.4% cada uno, mientras que el francés CAC40 subió 0.3 por ciento.

Las acciones de bancos europeos quedaron al margen del repunte de este martes, con una caída de 0.4 por ciento. Algunos de ellos tienen exposición a la deuda soberana griega y de otros países de la periferia de la zona euro.

Las opciones políticas de Europa para evitar un cese de pagos griego se están reduciendo rápido luego de que el Banco Central Europeo y agencias calificadoras advirtieron contra una reprogramación voluntaria de deuda y el Gobierno griego resaltó su urgente necesidad de que la Unión Europea le de más dinero.

Moody's dijo que podría recortar la nota de 14 bancos británicos porque los reguladores están menos deseosos de rescatar bancos en el futuro. Las acciones de Lloyds y de Royal Bank of Scotland cayeron 2.2 y 1.1%, respectivamente.