Las acciones europeas cerraron al alza este martes al crecer las esperanzas de que el Parlamento de Grecia apruebe medidas de austeridad necesarias para asegurarse la ayuda financiera que evite una cesación de pagos del endeudado país.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 de acciones líderes cerró con un alza de 0.6%, a 1,080.83 puntos, registrando su mayor avance porcentual diario en una semana.

El Parlamento griego está debatiendo un abanico de medidas que incluye privatizaciones, recortes de gastos y alza de impuestos para asegurarse el siguiente tramo de 12,000 millones de euros de un paquete de ayuda de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los legisladores votarían sobre las medidas el miércoles y el jueves.

"Los inversores esperan un resultado positivo (de la votación en el parlamento griego) y alguna clase de solución. Nadie quiere realmente que Grecia caiga en cesación de pagos porque no se puede predecir el impacto si un país de la zona euro cae en moratoria", dijo Anita Paluch, operador de ETX Capital.

El índice de bancos griegos ganó 4.7% por las esperanzas de que las medidas de austeridad sean aprobadas, mientras que el índice bancario europeo STOXX 600 subió 1.3 por ciento.

El ánimo mejoró además por el acuerdo de Francia con sus bancos para que refinancien parte de la deuda griega, mientras que Alemania dijo que se reunirá con los jefes de sus bancos y aseguradoras principales para discutir la propuesta francesa de que el sector privado se involucre en una refinanciación de la deuda de Grecia.

Analistas dijeron que la incertidumbre que rodea a la crisis de deuda griega, y la posibilidad de que se propague a otros países de la zona euro altamente endeudados, estaba poniendo nerviosos a los inversores.

"Las tensiones en Grecia parecen estar causando ahora tal aversión al riesgo que la liquidez se está extinguiendo día a día y el flujo está decreciendo cada vez más, con los compradores agrupándose en los márgenes", dijo el estratega de crédito de UniCredit Markus Ernst.

En Europa, el índice británico FTSE 100, el índice alemán DAX y el índice CAC-4040 ganaron entre 0.8 y 1.5%, mientras que el índice de países de la periferia de la zona euro Thomson Reuters ganó 1.5 por ciento.

Alimentando el avance del mercado estuvieron las ganancias en las acciones de compañías productoras de materias primas, dado que los precios de los metales y del petróleo subieron al caer el dólar como consecuencia de la mejora el apetito por el riesgo.

El índice europeo de recursos básicos STOXX 600 ganó 1.2%, a la par del encarecimiento del cobre. Las acciones de las principales petroleras ganaron 0.4%, mientras que los futuros del crudo Brent treparon por encima de los 108 dólares por barril.

El índice de telecomunicaciones europeo STOXX 600 fue el que sufrió el mayor declive, con una baja de 1.1 por ciento.