Las bolsas europeas retrocedieron este jueves a su mínimo en tres meses al disminuir aún más el apetito por activos de riesgo ante los desacuerdos políticos y la incertidumbre sobre un segundo paquete de ayuda financiera para Grecia.

El índice Euro STOXX 50 de volatilidad, uno de los principales termómetros del humor del mercado europeo, trepó a su máximo de tres meses.

Las acciones de bancos griegos tocaron mínimos de 15 años, el índice de acciones griegas cayó 2.8% y el índice bancario de la periferia de la zona euro de Thomson Reuters perdió 0.4% y el índice de Países Periféricos de la Eurozona cayó 0.5 por ciento.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones de la región finalizó con un descenso de 0.4% a 1,084.47 puntos, su nivel más bajo desde mediados de marzo.

Más temprano el referencial llegó a tocar un mínimo a 1,074.79, pero recortó pérdidas tras datos económicos de Estados Unidos.

"La situación griega está agregando una dosis de cautela muy grande y podría empujar a la gente a recoger beneficios donde los hay", dijo Keith Bowman, analista bursátil de Hargreaves Lansdown.

"En el corto plazo, si tenemos un poco más de soporte de parte de Alemania, eso podría darnos algo de impulso alcista", agregó.

Fuentes dijeron que Alemania quiere postergar el plazo límite para el segundo paquete de ayuda a Grecia hasta septiembre, reflejando cierto desacuerdo en las filas europeas acerca de cómo involucrar al sector privado en el acuerdo sin provocar una cesación de pagos.

El Fondo Monetario Internacional dijo que el apoyo financiero a Grecia está sujeto a que el Gobierno adopte las reformas ya acordadas, mientras que el primer ministro griego, George Papandreou, busca contener los desacuerdos en su partido contra las medidas de austeridad ordenadas por el FMI y la UE.

"Es un efecto contagio, que está poniendo nerviosos a los mercados. No es sólo sobre Grecia, sino acerca de quién será el próximo", dijo un jefe de la sección de inversión de un fondo.

"Necesitamos una solución a largo plazo más adecuada, no algo provisorio", agregó.

BANCOS GOLPEADOS

El índice STOXX Europe 600 de servicios financieros cayó 1.1% y el del sector bancario perdió 0.2 por ciento.

Las acciones de firmas financieras han sufrido una fuerte presión vendedora por temores cada vez mayores a que una reestructuración de la deuda griega o una cesación de pagos dispare una masiva ola de amortizaciones en el sector bancario.

Las acciones de Barclays cayeron 1.3% tras tocar su mínimo en más de dos años, luego de que inversionistas y analistas dieron una fría bienvenida a un plan de reorganización para cortar costos y generar más ingresos.

Las acciones del sector minorista estuvieron entre las que más cayeron.

El índice de ese sector perdió 1.3% y las acciones de la cadena francesa de supermercados Carrefour perdieron 3.5% porque UBS recomendó "vender" sus acciones.

Las bolsas europeas recortaron pérdidas luego de datos que mostraron que los pedidos de subsidios por desempleo en Estados Unidos cayeron la última semana, mientras que el inicio de construcción de viviendas aumentó más de lo esperado