Las acciones europeas cayeron este jueves porque el apetito de los inversionistas por activos de riesgo se desvaneció, ante decepcionantes datos de la economía estadounidense y dudas sobre si el FMI seguirá ayudando a la endeudada Grecia.

Sin embargo, analistas dijeron que aún es mucha la incertidumbre sobre la crisis de deuda de la zona euro y la economía global, y esperan que el mercado se mantenga en un rango acotado durante el verano boreal ante la ausencia de noticias importantes.

El índice paneuropeo de acciones líderes FTSEurofirst 300 cerró con una caída de 0.1%, a 1,126.28 puntos, tras una jornada variada en la que tocó un pico a 1,130.40 y un piso a 1,123.03.

El índice alemán DAX perdió 0.8%, mientras que el italiano FTSE MIB cayó 0.7 por ciento.

Las acciones de automotrices estuvieron entre las que más perdieron y el índice del sector cayó 0.8% por temores sobre la demanda global tras las decepcionantes cifras económicas.

"Lo que tenemos en este momento es una sequía de buenos datos. Todas las cifras apuntan a una desaceleración global y también tenemos la incapacidad de la Unión Europea para manejar el problema de la deuda en los países de la periferia del bloque", dijo Lothar Mentel, presidente de inversión en Octopus Investments.

"Por el momento sólo esperamos operaciones marginales. Hay más potencial de movimiento en el cuarto trimestre", agregó.

Las cifras mostraron que el número de estadounidenses que pidieron beneficios por desempleo subió la semana pasada, mientras que la economía del país creció a una tasa anual de 1.8% en el primer trimestre, menos de lo esperado.

Por otra parte, Jean-Claude Juncker -jefe de los ministros de Finanzas de la zona euro- dijo que el Fondo Monetario Internacional podría negarse a entregar el próximo tramo de ayuda a Grecia, asustando a los mercados con la perspectiva de una cesación de pagos.

"La situación de deuda no es realmente tan complicada pero no hay una verdadera voluntad para resolverla. No es fácil explicar a tu electorado por qué podría ser algo bueno rescatar a Grecia y ayudarlos un poquito con el fin de mantener la estabilidad en la Unión Europea", expresó Mentel.

Las acciones de bancos también cayeron, con volúmenes de negocios relativamente altos.

El índice STOXX Europe 600 del sector bancario perdió 0.3%, mientras que las acciones de Alpha Bank, Bank of Ireland y Unicredit cayeron entre 2.9 y 4.6 por ciento.

"Con el objetivo de mantener el momento alcista el mercado necesita ver un giro en los datos económicos, que han comenzado a debilitarse, y una resolución de los problemas de deuda europeos, que siguen socavando el ánimo de los inversores", dijo Angus Campbell, jefe de ventas de Capital Spreads.

"Hasta que ello ocurra, parece improbable que superemos los máximos del año", agregó.