Las acciones de la compañía minorista y financiera mexicana Grupo Elektra, propiedad de uno de los hombres más ricos de México, se desplomaron más de un 10% el viernes después de que la bolsa local anunció cambios en las reglas para conformar la muestra del índice referencial IPC.

Las acciones de Elektra se hundían un 11.38%, a 917 pesos, extendiendo una baja iniciada en la sesión previa, cuando se desplomaron más de un 17% en un día.

La Bolsa Mexicana de Valores dispuso que desde septiembre, las empresas elegibles para integrar su principal índice deberán tener en flotación como mínimo un 12% de sus acciones inscritas o representar el equivalente a 10,000 millones de pesos, una condición que podría dejar a la firma fuera del IPC.

La compañía es en gran parte propiedad de Ricardo Salinas y su familia. Salinas disfrutó del mayor incremento de riqueza en la lista de millonarios del mundo publicada este año por la revista Forbes, impulsado por el salto de valor de Elektra.

La larga proporcion de acciones atadas a la familia y un swap de renta variable usado por Elektra significan que ha habido un apretón en las escasas acciones de libre flotación desde que el peso de Elektra en el índice aumentó el año pasado.

Las acciones de Elektra casi triplicaron su precio en el 2011, cuando la firma llegó a ser la tercera compañía más grande de México en términos de capitalización de mercado.

RDS