NUEVA YORK.- Las acciones de Estados Unidos cayeron el viernes, presionadas por el sector minorista, el apoyo del Senado a limitar las comisiones que cobran los emisores de tarjetas de crédito y temores sobre la difícil situación fiscal en la zona euro.

Las acciones de bancos y firmas de tarjetas de crédito se desplomaron un día después de que el Senado votara por limitar las comisiones que cobran por las operaciones con dinero plástico.

Esos límites se sumaron al temor de que la reforma financiera global que analiza el Congreso dañe las ganancias del sector. Las acciones de Visa cayeron 10 por ciento.

Los inversionistas que se sentían cómodos con los signos de recuperación de la economía de Estados Unidos se toparon con nuevas señales desalentadoras de cadenas minoristas como Nordstrom Inc y J.C. Penney Co Inc.

Peter Boockvar, estratega de mercado bursátil de Miller Tabak & Co. en Nueva York, dijo que la idea de que Estados Unidos podría beneficiarse de los problemas en Europa comenzó a desvanecerse.

El promedio industrial Dow Jones perdió 1.51% a 10,620.16 unidades, mientras que el índice Standard & Poor's 500 cayó 1.88% a 1,135.68 y el índice tecnológico Nasdaq Composite cedió 1.98% a 2,346.85.

Las acciones habían subido con fuerza el lunes luego de que los ministros de Finanzas de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional acordaran un paquete de ayuda financiera de casi 1 billón de dólares para evitar que la crisis fiscal de Grecia se extendiera a los demás países de la región.

Todo ese optimismo duró muy poco, pero de todos modos los tres principales índices cerraron la semana con el mayor avance en 10 semanas.

En la semana, el Dow Jones subió 2.3%, el S&P 500 ganó 2.2% y el Nasdaq trepó 3.6 por ciento.

El índice financiero del S&P cedió 2.7% el viernes presionado por las firmas de tarjetas de crédito como Visa y MasterCard, cuyas acciones se hundieron un 9,9 por ciento y un 8.6%, respectivamente.

El índice del sector minorista perdió 1.2 por ciento. Las acciones de Nordstrom cayeron 3.7% y las del J.C. Penney 2.2 por ciento.

Las acciones del sector energético también tuvieron un mal día por la caída del precio del crudo a mínimos de tres meses.