NUEVA YORK.- Las acciones de Estados Unidos se hundían alrededor de 2% el martes, con lo que aceleraron la ola vendedora en los mercados globales, por temores sobre la salud del sector bancario europeo y debido a que subían los costos de financiación a corto plazo.

Los mercados europeos también se hundían luego que las tasas Libor en dólares a tres meses escalaban a su máximo desde julio, dado que los bancos se cuidaban más de prestar a las entidades europeas luego que el gobierno español debiera intervenir a una pequeña caja de ahorro el fin de semana.

El euro caía a un mínimo de ocho años y medio frente al yen y se acercaba a un mínimo de 4 años contra el dólar, mientras que subían los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

Las acciones de grandes bancos y los títulos industriales se desplomaban por temores a que la crisis de deuda de Europa pueda descarrillar la recuperación económica global.

Los papeles de Caterpillar Inc cedían 3.4%, a 57.20 dólares y los de Alcoa Inc perdían 3.1%, a 10.74 dólares.

Las acciones de Chevron Corp restaban 2.7% a 71,42 dólares. Los futuros del petróleo sufrían una ola vendedora de materias primas y perdían 3% a apenas más de 68 dólares por barril.

"El contagio realmente ha presionado a los mercado, creo que en cierta forma excesiva respecto desde donde estamos en la crisis. Se ha vuelto más un pánico," dijo Marc Pado, estratega de mercado de Cantor Fitzgerald & Co en San Francisco.

"El impacto en la economía de Estados Unidos se está volviendo un poquito exagerado aquí", añadió.

El promedio industrial Dow Jones caía 198.00 puntos, o 1.97%, a 9,868.57; mientras que el índice Standard & Poor's 500 descendía 21.20 puntos, o 1.97%, a 1,052.45, y el índice Nasdaq Composite cedía 48.35 puntos, o 2.18%, a 2,165.20.

La amenaza de Corea del Norte de acciones militares contra Corea del Sur ayudó a que las acciones allí cerraran en un mínimo de 15 semanas, luego de que el gobierno en Seúl llamara a una sesión de emergencia, asustando a los inversionistas en todo el mundo.

Las amenazas llegaron luego del hundimiento de un buque de guerra surcoreano, presuntamente por Corea del Norte, en marzo.