NUEVA YORK.- Las acciones estadounidenses subían el miércoles luego de cinco días de fuertes pérdidas, en que el índice S&P 500 cayó más de 4 por ciento.

El índice S&P 500 cerró el martes bajo su promedio móvil de 50 días por primera vez desde diciembre. El promedio móvil de 50 días del índice S&P 500 está ahora justo sobre 1.373 unidades, coincidiendo con la máxima de sesión de hoy.

Así, el promedio industrial Dow Jones subía 0.77%, a 12,813.94 unidades.

El índice S&P 500 ganaba 0.93%, a 1,371.18 unidades,

Mientras que el índice Nasdaq Composite avanzaba 1.12%, a 3,024.70 unidades.

Los sectores asociados con crecimiento económico lideran el camino, dado que se volvieron atractivos para los cazadores de compras de oportunidad. El índice del sector financiero de S&P subía 1.5% y los títulos de Bank of America ganaban 3% a 8.80 dólares.

"Veo como normal para el mercado tomar un descanso tras su mejor primer trimestre desde 1998. Si esa es la única caída que vemos, fue muy superficial", comentó Bruce Zaro, estratega jefe técnico de Delta Global Asset Management en Boston.

Las acciones de Alcoa Inc. trepaban 7% a 9.96 dólares, un día después de que el componente Dow Jones informó una ganancia en el primer trimestre en vez de la pérdida esperada por Wall Street.

Las acciones del fabricante de teléfonos celulares Nokia transadas en Estados Unidos se desplomaban 14%, después de que la compañía advirtió que su negocio de telefonía anotaría pérdidas en los dos primeros trimestres de este año mientras lucha por modernizar su línea de productos.

Sin embargo, analistas pesimistas prevén nuevos declives como resultado de un mercado sobreextendido que ha perdido su apoyo en la medida en que la crisis de deuda de la zona euro resurge e indicadores económicos en Estados Unidos se debilitan.

Aún así, la economía local tendría que tomar un giro "bastante dramático" para que la Reserva Federal lance otra ronda de estímulo monetario, dijo el presidente de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhart.

Los inversionistas están expectantes a lo que sucede en Indonesia tras un fuerte sismo y réplicas costa afuera de ese país, que hizo recordar el tsunami de fines del 2004 que acabó con la vida de 230,000 personas en 13 países del Océano Indico, incluyendo a Tailandia, Sri Lanka y la India.