Nueva York - La bolsa de Nueva York cerró este jueves en su nivel más alto desde el inicio de la crisis financiera en 2008, en un mercado entusiasta por los indicadores económicos alentadores en Estados Unidos y confiado en una solución para la crisis de Grecia: el Dow Jones ganó 0.96% y el Nasdaq 1.51%.

Según las cifras definitivas de cierre, el Dow Jones Industrial ganó 123.13 puntos, a 12,904.08 unidades, un nivel inédito desde el 19 de mayo de 2008.

El Nasdaq, con predominio tecnológico, avanzó 44.02 enteros, a 2,959.85 puntos. Se trata de su nuevo cierre más alto desde el 11 de noviembre de 2000 y el estallido de la burbuja de Internet.

El índice ampliado Standard & Poor's 500, más representativo de la tendencia general, subió 1.10% (14.81 puntos) a 1,358.04 unidades, su nivel más alto desde el 2 de mayo de 2011.

Los principales índices de Wall Street evolucionaron en neta alza desde la mitad de la jornada, como reacción a la publicación de indicadores económicos muy alentadores para la reactivación económica de Estados Unidos.

"Los fundamentos de la economía estadounidense continúan mejorándose", se felicitó Gregori Volokhine, de Meeschaert New York.

Las nuevas solicitudes de subsidios por desempleo en Estados Unidos cayeron a su nivel más bajo desde principios de marzo de 2008, según datos publicados este jueves por el Departamento de Trabajo.

La construcción de viviendas registró un ligero aumento en Estados Unidos en enero, tras caer en diciembre, de acuerdo con cifras publicadas por el departamento de Comercio.

Por otra parte, y reforzando aún más el entusiasmo de los inversores, la actividad industrial manufacturera en la región de Filadelfia (este) se aceleraba en febrero, como mostraron los indicadores publicados por la filial regional de la Reserva Federal estadounidense (Fed, banco central).

"El mercado está bastante sólido", resumió Michael James, de Wedbush Morgan Securities.

Además, el "mercado está optimista en cuanto a una nueva solución al problema griego", agregó.

El portavoz del gobierno de Grecia declaró este jueves que su país apostaba por que la reunion del lunes de los dirigentes de la zona euro culmine con la aprobación de un nuevo plan de rescate.

"Creemos que el lunes tendremos luz verde por parte de la zona euro para continuar con los precedimientos" para que Grecia instaure el programa económico que exigen la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, afirmó Pantelis Kapsis.

A cambio, desbloquearán un préstamo por 130,000 millones de euros y lanzarán la operación de liquidación de 100,000 millones de euros en títulos que poseen los prestamistas privados del país, explicó.

El mercado obligatorio terminó a la baja. Los rendimientos del bono del Tesoro a 10 años avanzó a 1.993% frente a 1.931% del miércoles, mientras que el papel a 30 años subió a 3.149% contra 3.093% de la jornada anterior. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.

ros