NUEVA YORK.- Las acciones estadounidenses cayeron el martes más de 1%, ante débiles cifras de ventas de viviendas y porque el quiebre de un soporte técnico provocó ventas de títulos.

Los papeles de las constructoras bajaron después de que la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios reportó que las ventas de casas de segunda mano cayeron inesperadamente en mayo, en el último de una serie de débiles datos económicos.

Las acciones de D.R. Horton Inc descendieron 2.9%, a 10.24 dólares, mientras que las de la constructora de casas de lujo Toll Brothers perdieron 2.9%, a 17.11 dólares.

El índice de constructoras de Morgan Stanley bajó 2.6 por ciento.

"Esto nos habla de cuán débil está la demanda y crea una gran duda sobre hacia dónde está yendo la economía", dijo James Meyer, presidente de inversiones de Tower Bridge Advisors.

El promedio industrial Dow Jones cedió 148.96 puntos, o 1.43%, a 10,293.45. El índice Standard & Poor's 500 perdió 17.86 puntos, o 1.60%, a 1,095.34. El índice Nasdaq Composite cayó 27.29 puntos, o 1.19%, a 2,261.80.

Las acciones de empresas energéticas también cayeron debido a preocupaciones sobre mayores regulaciones en el sector.

Los papeles de Cabot Oil & Gas descendieron 6.2%, mientras que el índice de empresas energéticas S&P bajó 1.3 por ciento.

Por el contrario , las acciones de Apple Inc subieron 1.3%, a 273.56 dólares, luego de que la empresa dijo que vendió 3 millones de iPads desde que lanzó el producto en abril. Además, al menos dos corredurías elevaron su precio objetivo para los títulos de la empresa.

Entre las empresas que reportaron resultados trimestrales, las acciones del banco Jefferies Group Inc subieron 6.3%, a 24.32 dólares, luego de anotar ganancias mayores a las esperadas.

Sin embargo, los títulos de Walgreen Co cayeron 6.6%, a 28.15 dólares, después de que la mayor cadena de farmacias de Estados Unidos incumplió con las expectativas de utilidades.

Las acciones de McDonald's Corp bajaron 1.4%, a 68.91 dólares, luego de que el Centro de Ciencia para el Interés Público amenazó con demandar al gigante de las comidas rápidas si no dejaba de usar juguetes en su Cajita Feliz para atraer a los niños a sus restaurantes.