NUEVA YORK.- Las acciones estadounidenses cerraron en baja el viernes y culminaron su peor semana en dos meses, luego de que débiles datos sobre el sector laboral avivaron las preocupaciones sobre una frágil recuperación económica.

Al mal momento de las acciones contribuyó un movimiento técnico que anticipa más presiones vendedoras. El promedio móvil de 50 días del índice S&P 500 cayó bajo el promedio móvil de los últimos 200 días, un parámetro técnico que se conoce como el "cruce de la muerte".

Las nóminas no agrícolas bajaron en junio, por primera vez este año, lo que se suma a una ristra de cifras económicas que apuntan a una desaceleración de la economía de Estados Unidos.

"No es posible ser optimista a partir de este reporte de empleo", dijo Linda Duessel, estratega de mercados de Federated Investors.

"La gente que está empujando a este mercado a la baja está mirando las muchas estadísticas económicas que hemos visto de junio, que son decepcionantes o ligeramente decepcionantes", añadió.

Las financieras y los sectores más sensibles a los ciclos económicos fueron los principales perdedores de la sesión. El índice financiero del S&P 500 bajó 1.1%, mientras que las acciones de empresas de consumo discrecional bajaron 1.2 por ciento.

El volumen diario de negocios fue el quinto menor del año porque muchos agentes se retiraron más temprano por un fin de semana largo por el Día de la Independencia.

El promedio industrial Dow Jones cerró con una caída de 46.05 puntos, o 0.47%, a 9,686.48 puntos, mientras que el más amplio Standard & Poor's 500 retrocedió 4.79 puntos, o 0.47%, a 1,022.58 unidades.

El índice Nasdaq bajó 9.57 puntos, o 0.46%, a 2,091.79 unidades.

Durante la semana, el S&P 500 cayó bajo la barrera crítica de los 1,040 puntos, que muchos analistas consideran un apoyo clave que se ha mantenido durante cinco meses.

En la semana, el Dow cayó 4.5%, el S&P 500 perdió 5% y el Nasdaq cedió 5.9 por ciento.