Las acciones de Deutsche Bank perdieron aun más terreno que sus rivales de Wall Street en el 2016, ya que para el cierre tuvieron una caída de 3.62% y en Alemania el Deutsche Bank retrocedió cerca de 5.21 por ciento.

Lo antes mencionado incrementa la presión sobre el presidente ejecutivo, John Cryan, antes de una esperada actualización de su estrategia en la primavera boreal.

El prestamista alemán registró pérdidas netas de 1,900 millones de euros (2,100 millones dólares) en el último trimestre del 2016, después de que los costos legales por pasadas irregularidades impactaran con fuerza sus resultados. Analistas esperaban que el banco publicara una pérdida de 1,160 millones euros.

Los ingresos de su división de intermediación de bonos subieron 11% en el trimestre, al beneficiarse de un incremento en los productos ligados a los tipos de interés, las materias primas y las divisas extranjeras (FICC), tras la sorprendente victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Sin embargo, Deutsche perdió cuota de mercado frente a los bancos de Wall Street, algunos de los cuales han más que doblado sus ingresos por renta fija, en parte porque el prestamista alemán redujo su banca de inversión para limitar riesgos, recortando productos y lazos con miles de clientes.

Somos optimistas después de un prometedor inicio este año , dijo Cryan, el presidente ejecutivo del banco.

Deutsche Bank, no obstante, no ha ofrecido muchos detalles sobre su futura estrategia, que los inversores esperan que sea actualizada en la primavera boreal después de un acuerdo con supervisores bancarios internacionales sobre las nuevas reglas de capital.

Investigan al presidente de la Bolsa de Frankfurt

La Fiscalía de Frankfurt investiga al presidente de la Deutsche Börse, sociedad gestora de la Bolsa de Frankfurt, Carsten Kengeter, por la compra de acciones de la compañía antes de conocerse los planes de fusión con la Bolsa de Londres. Deutsche Börse informó este jueves de esta investigación pero no dijo cuáles son las acusaciones concretas.

Kengeter compró acciones de la Deutsche Börse en diciembre del 2015 y dos meses después se conocieron los planes de fusión y los títulos subieron en Bolsa.

Kengeter y Deutsche Börse cooperan con la Fiscalía, según el gestor de la Bolsa de Frankfurt.

El presidente de Deutsche Börse compró 60,000 acciones de la compañía por valor de 4.5 millones de euros el 14 de diciembre del 2015.