Las acciones brasileñas caían con fuerza este viernes, golpeadas por un robusto reporte de empleo de Estados Unidos, lo cual elevó la expectativa de una pronta alza de las tasas de interés en ese país, así como por la presión sobre los papeles de varias empresas locales, tras la publicación de sus resultados trimestrales.

El principal índice de la bolsa de Sao Paulo, el Bovespa, perdía un 3.21% a 46,502.72 puntos. El volumen de operaciones financieras ascendía a unos 1,560 millones de reales.

El mercado brasileño sufría el impacto de la divulgación del informe de empleo de Estados Unidos, que arrojó la creación de 271,000 puestos de trabajo no agrícolas en octubre, superando las expectativas de un aumento de 180,000 plazas de un sondeo de Reuters.

El dato se sumó a la declaración de la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, quien dijo el miércoles que la entidad podría empezar elevar sus tasas de interés en diciembre.

"Los datos muy por encima de lo esperado (en Estados Unidos) apoyan la idea de que (un alza de tasas de la Fed) podría reflejarse en el ingreso de las familias, al generar más presión inflacionaria por un aumento de los intereses", dijo Raphael Figeredo, analista de Clear Corretora.

Entre las bajas destacadas del Bovespa, las acciones de Cielo retrocedían un 2.77%, luego de que la procesadora de tarjetas de crédito reportara el jueves ganancias trimestrales que estuvieron en línea con las previsiones de analistas, aunque el avance de las operaciones fue débil.

Los títulos de la procesadora de carne vacuna Mafrig subían un 0.94%, tras su sólido reporte de resultados del tercer trimestre, impulsados por la autorización de exportaciones hacia China desde una tercera fábrica de la empresa en Brasil.

Otro factor que afectaba a la acciones brasileñas era la gigante minera Vale , cuyos títulos preferenciales cedían un 4.48% y los ordinarios caían un 5.78%, tras la noticia de una fractura de la presa de relaves mineros de Samarco, una empresa conjunta entre el grupo brasileño y la australiana BHP.

En el plano cambiario, el real brasileño se depreciaba un 1.55% a 3.8324 unidades por dólar, también presionado por el dato de empleo estadounidense.

[email protected]