Nueva York.- Las acciones de la compañía de tecnología estadounidense Apple alcanzaron el viernes máximos de todos los tiempos en la bolsa de Nueva York.

Al cierre de la jornada, los títulos de la compañía liderada por Tim Cook, se cotizron en 648.11 dólares cada uno, lo que representó un repunte de 1.85% respecto al cierre previo.

Apple informó el jueves que que abonaría su primer dividendo de los últimos 16 años. Una retribución que fue descartada por Steve Jobs durante su periodo como consejero delegado de Apple, y que ha sido recuperada por su sucesor, Tim Cook.

La empresa va a pagar un dividendo de 2.65 dólares por acción, que supondrá un desembolso total cercano a 2,500 millones de dólares (unos 2,024 millones de euros). La intención del grupo es abonar este dividendo cada trimestre. Además, Apple, la mayor compañía del mundo por capitalización bursátil, aprobó en el mes de marzo la puesta en marcha de un plan de recompra de acciones propias de 10,000 millones de dólares.

El pago del dividendo junto con los rumores que apuntan a la llegada en las próximas semanas del nuevo iPhone ha contribuido a impulsar en Bolsa a las acciones de Apple, que acumulan una subida superior al 55% desde principios de año.

ENORME TESORERÍA

Diversas publicaciones especializadas no han descartado que Apple vuelva a aplicar nuevos incrementos del dividendo dado el imparable aumento de su tesorería. Al término de su tercer trimestre fiscal, la empresa de la manzana contaba con 117,221 millones de dólares entre tesorería, inversiones a corto plazo e inversiones a largo plazo.

En definitiva, parece que a Apple no le falta dinero, ni le va a faltar. En los primeros nueve meses de su ejercicio fiscal, la firma alcanzó un volumen de negocio de 120,542 millones de dólares, muy por encima de los 79,979 millones registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior. De igual forma, la firma registró un beneficio neto de 33.510 millones en los tres primeros trimestres de su ejercicio fiscal, por los 19,299 millones del mismo periodo del año anterior.

En la presentación de las últimas cuentas trimestrales, Apple señaló que los dividendos así como los fondos destinados a la recompra de acciones serán abonados con los cerca de 45,000 millones de dólares que la compañía tiene en Estados Unidos (el resto de su tesorería está en filiales en el extranjero y la empresa estadounidense descarta repatriarlo para evitar el pago de impuestos, política que también están llevando a cabo otros grupos norteamericanos).

La esperada decisión va a favorecer a los accionistas, encabezados en la actualidad por:

  • Fidelity Management & Research, propietaria de 5,09% del capital de Apple
  • Vanguard Group con 4.32%
  • State Street con 3.79%
  • BlackRock Institutional Trust con 2.62%
  • T Rowe Price Associates con 2.55%.

De igual forma, según los rankings que elabora Bloomberg, los principales inversores españoles en Apple son las gestoras de BBVA y Santander.

Lo cierto es que el retorno de Apple a las políticas de retribución al accionistas viene a consolidar este tipo de estrategias en el conjunto de las compañías estadounidenses.

Según recordaba esta semana The Wall Street Journal, un total de 402 empresas del S&P 500 pagan dividendos en la actualidad, la mayor cantidad en lo que va de siglo. En la actualidad, la petrolera Exxon Mobil y AT&T son las compañías norteamericanas que pagan los dividendos más altos.

apr / Con información de Reuters

apr/JSO