El avance de Apple en Bolsa es imparable. Sus acciones alcanzaron el martes un máximo histórico en el Nasdaq de 469.75 dólares. Y este miércoles, en los mercados fuera de hora, han rebasado la cota de los 472 dólares.

Un valor que casi iguala la acción de la empresa de la manzana con el precio del iPad, uno de sus dispositivos estrella. En Estados Unidos, el modelo de gama más baja del tablet de Apple, con conexión wifi y 16 GB, se vende a un precio de 499 dólares, tal y como figura en la web de la compañía de la manzana.

A este paso, una acción de Apple será mejor regalo que un iPad. Si la compañía alcanza los precios objetivos que mantienen algunos analistas, seguro que será un regalo muy apreciado. Y es que cerca de 20 analistas tienen un precio objetivo sobre los títulos de la compañía de 600 dólares o más (diez por encima de 650 dólares).

Lo cierto es que, desde principios de año, los títulos de la empresa que dirige Tim Cook se han revalorizado más de un 15 por ciento. Apple tiene una capitalización bursátil superior a 437,000 millones de dólares, lo que le sitúa al frente de este ranking por delante de la petrolera ExxonMobil, que cerró la sesión del martes con un valor de mercado de 408,700 millones.

Los últimos avances en Bolsa han coincidido con la reapertura del debate en Estados Unidos sobre si la compañía va a volver a pagar dividendos, algo que no sucede desde la década de los noventa del siglo pasado.

Esta semana, la revista Fortune apostaba porque Apple volverá a pagar dividendo, y recordaba que la empresa tiene casi 98,000 millones de dólares entre tesorería, inversiones a corto plazo e inversiones a largo plazo.

Esta cifra situaría a Apple en el puesto 43 del ranking mundial de empresas por capitalización bursátil. Durante este trimestre, según coinciden casi todos los analistas, Apple superará los 100,000 millones.

De momento, los inversores están muy pendientes de la junta de accionistas de la empresa, que se va a celebrar el próximo 23 de febrero. Hay quien especula que Apple podría aprovechar la cita para anunciar el pago de dividendos o la puesta en marcha de un programa de recompra de acciones. Una estrategia que fue descartada por el fallecido Steve Jobs, pero que su sucesor, Tim Cook, parece más dispuesto a recuperarla.

En alianza informativa con CincoDías.com

apr