Los futuros de la soya retrocedieron el jueves a mínimos en cinco meses y el maíz cayó a su nivel más bajo en dos meses y medio, presionados por una abundancia global de suministros en medio de cosechas extraordinarias en Sudamérica y expectativas de una mayor siembra en Estados Unidos.

Los futuros de la soya para mayo en Chicago bajaron 8.75 centavos o 0.95%, a 9.91 dólares por bushel, acumulando su duodécimo descenso en las últimas 14 sesiones. El contrato de maíz para mayo cayó 2 centavos o 0.6%, a 3.5675 dólares por bushel.

Los contratos a mayo de ambos granos, los más negociados en Chicago, tocaron sus niveles más bajos en el 2017.

Las grandes cosechas sudamericanas siguen presionando los precios del maíz y la soya. Además, estamos escuchando algunas estimaciones mayores para la siembra de soya en el 2017 en Estados Unidos , dijo Terry Reilly, analista de Materias Primas en Futures International.

Ventas para exportación de volúmenes mayores a los esperados limitaron los descensos de los precios durante gran parte de la sesión.

El contrato de trigo para mayo en Chicago bajó 1.25 centavos, a 4.21 dólares por bushel, sumando su cuarta caída consecutiva y alcanzando mínimos en dos meses y medio por la presión de pronósticos de lluvias en los Grandes Llanos estadounidenses.