El año pasado fue negativo para las constructoras de vivienda que cotizan en la Bolsa mexicana, en lo referente a sus resultados financieros.

Incluso dos de ellas, GEO y URBI, llevan seis meses con sus acciones suspendidas en el mercado accionario por no haber cumplido con la entrega de sus reportes financieros correspondientes al segundo y el tercer trimestres.

A decir de Roberto Solano, analista de Vivienda y Construcción en Monex, el escenario para este 2014 seguirá siendo negativo para las vivienderas que cotizan en la Bolsa, menos para ARA .

Al respecto, externó en entrevista que la constructora de Germán Ahumada cuenta con una estructura más conservadora, no está muy apalancada, tiene balances sanos y logró un crédito después del tercer trimestre, lo cual es algo muy positivo, pues demuestra la confianza que hay en la empresa por parte de los acreedores, lo cual no sucede en los otros casos.

Aunque ARA también tuvo débiles resultados el año pasado, no fueron tan negativos como los de los demás , dijo.

ARA es la viviendera menos dañada y con una perspectiva a futuro , comentó.

Incluso, el especialista no descarta que ARA realice un Fideicomiso de Inversión en Bienes raíces (Fibra) con sus desarrollos comerciales, como un modo de hacerse de más recursos y la posibilidad de diversificar su negocio.

Lo más positivo es que es la única desarrolladora que se ha adaptado a la nueva política de vivienda y tendrá la llave del crédito abierta a nuevos accesos , consideró el entrevistado.

Al 3 de enero, el valor de capitalización de ARA es de 6,718 millones de pesos.

[email protected]