El presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que se analiza ampliar el programa de la Zona Libre de la Frontera Norte a más municipios de la región, incluso, dijo, se podría implementar en la frontera sureste del país.

“Sí, lo estamos analizando. Es un programa que ha ayudado mucho a la frontera, el que en una franja de 20 kilómetros de la línea divisoria se pague menos de Impuesto Sobre la Renta, menos de IVA y cuesten los energéticos, las gasolinas”, expresó.

Desde Palacio Nacional, el mandatario consideró que el proyecto de Zona Libre está ayudando bastante, aunado al aumento al doble del salario mínimo en la frontera, lo cual, dijo, es contrario a los señalamientos de que su gobierno sólo apoya a la región del sur del país.

“También estamos apoyando al centro y al norte. Este programa, por ejemplo, es único y me lo están pidiendo también en la frontera sur y tengo el compromiso de que se aplique, sobre todo en Chiapas y me lo están pidiendo en Chetumal, en Quintana Roo, que haya una zona franca, que les ayude y tengo ese compromiso. Lo estamos evaluando el programa y se va a ir ampliando.

Y esto también lo digo porque ahora que hay proyectos de desarrollo para el sureste, algunos malintencionados hablan de que tenemos abandonado el norte o el centro del país y que solamente estamos atendiendo al sur sureste", enfatizó.

Asimismo, indicó que en caso del municipio de Allende y otros pertenecientes del estado de Coahuila y Baja California, que quedaron fuera de la franja de los 20 kilómetros del programa de la Zona Libre de la Frontera Norte, también se está analizando incluirlos al proyecto.

“Ese el caso de Baja California, en donde no se incluía San Quintín porque no estaba exactamente en los 20 kilómetros porque pertenece a Ensenada. No estaba Ensenada, no se incluía, pero era dejar fuera a un municipio de los cinco que entonces había, ahora ya son seis, porque ya San Quintín se volvió también municipio de Baja California y se resolvió.

“Y así vamos a ir poco a poco, nada más que estamos evaluando. Nos detuvimos por lo de la pandemia, pero ese es un buen programa de apoyo, de estímulos para la inversión y también para que se les pague mejor a los trabajadores que están en las maquilas, porque les pagaban muy poco, porque estaba muy bajo el salario mínimo”, expresó.

Finalmente, el mandatario también adelantó que su gobierno alista las negociaciones para que el próximo año se incremente, de nueva cuenta, el salario mínimo en la región norte.