La Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB) alista plan para impulsar el desarrollo del mercado de fondos de inversión.

El presidente del gremio, José Méndez Fabre, dijo que los fondos de inversión en México, que suman 638, han tenido un papel acotado, pese a ser los segundos inversionistas institucionales más grandes, luego de las administradoras de fondos para el retiro e incluso representan 10% del Producto Interno Bruto (PIB).

En otros países juegan un papel más relevante, por ejemplo, en Chile representan 22% del PIB.

En Estados Unidos, la economía más grande del mundo, se reportaron 9,356 fondos mutuos, con un monto administrado de 18.75 billones de dólares al cierre del 2017.

“Queremos desarrollar el mercado de fondos de inversión como un hub latinoamericano. Es importante para financiar empresas y proyectos de gran envergadura en México”, aseguró.

Urge revitalizarse

Los fondos de inversión captan recursos de pequeños y medianos inversionistas y los invierten en el mercado de valores, con lo que generan rendimientos.

Por ello, el presidente de la AMIB urgió revitalizar su participación y hacer cambios necesarios para aprovechar todo el potencial de este mercado.

Entre las modificaciones o incentivos que proponen, está homologar la aplicación fiscal respecto a otros productos internaciones, lo que ayudará a ser competitivos a nivel global.

“Estamos entrando en la Alianza del Pacífico, en donde estaríamos compitiendo contra fondos de otros países, (por eso) se vuelve crucial para este sector hacer una revisión de nuestros fondos para no perder este mercado”, consideró Méndez.

Al cierre del 2018, en el país operaban 638 fondos, con 2 billones 275, 787 millones de pesos de activos bajo administración y 2 millones 352,413 cuentas, de acuerdo con información de la AMIB.

Al comparar los recursos administrados del 2018 con los del 2017 que ascendieron a 2 billones 282,327 millones de pesos, se observa una ligera baja de 0.29% o 6,540 millones de pesos menos.

De los recursos que los fondos administran, 72.40% se invirtió en instrumentos de deuda y el restante 27.60% en renta variable.

[email protected]