Analistas bursátiles consultados por la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles prevén que el S&P/BMV IPC que engloba a las 35 compañías más líquidas del mercado accionario mexicano termine este año con una baja de 9.26%, según la primera Encuesta de Sentimiento del Mercado a octubre.

La AMIB creó esta encuesta con el fin de brindar información oportuna sobre el mercado de valores y acercarse al público inversionista al dar a conocer la perspectiva que tienen los estrategas bursátiles sobre los principales índices del mercado mexicano.

En un comunicado, la AMIB informó sobre las expectativas de analistas bursátiles desde un punto de vista fundamental para los dos índices del mercado de capitales local. Para el S&P/BMV IPC, el promedio al cierre de año de 17 instituciones financieras es de 39,508 puntos, en comparación con los 43,541.02 puntos en que finalizó el año pasado.

La encuesta también reveló que entre las 17 instituciones financieras, el 47.1% está dispuesto a incrementar su exposición al mercado accionario, el 29.4% contestó que no está dispuesto, y el 23.5% restante mantiene una postura neutral.

El dato mediano o central, que a diferencia del promedio, no es afectado por valores extremos, es de 39,500 puntos, mientras que el mínimo contemplado es 35,700 enteros por parte de MGP, y el máximo 42,000 puntos, de Black Wallstreet Capital, y una desviación estándar de 1,357 puntos.

En tanto, para el FTSE BIVA el pronóstico promedio es de 824 enteros y una mediana de 813 unidades, con un valor mínimo de 730 enteros y un valor máximo de 855 puntos.

Respecto a los participantes, Efrén del Rosal, director general de la AMIB, resaltó el valor de “contar con un esfuerzo voluntario de un grupo importante de analistas profesionales, dispuestos a poner del escrutinio del público sus pronósticos sobre variables relevantes para la toma de decisiones de inversión, por lo que felicito el entusiasmo e iniciativa que tomaron estos especialistas e invito a los lectores a aprovecharla en la medida que les resulte de utilidad en sus decisiones financieras y de negocio”.

El ejercicio estadístico se realizará la primera quincena de cada mes y se divulgará la última semana de dicho mes, con el fin de dar a conocer el riesgo percibido.