El secretario general de la OPEP pidió este lunes detener de inmediato la liberación de reservas de emergencia de la Agencia Internacional de Energía (AIE) al considerar que no era necesaria la inyección de petróleo extra al mercado.

Abdullah al-Badri consideró que si la AIE empieza a usar reservas sólo por razones comerciales será un problema para todos.

El funcionario admitió además que la liberación de reservas podría presionar los precios en el corto plazo.

"Espero que esta práctica se detenga inmediatamente", dijo al-Badri en Viena.

"No vemos ninguna razón para liberar esa cantidad y espero que la AIE desista de esa práctica", afirmó el funcionario refiriéndose a la liberación de 60 millones de barriles de crudo.