A una semana de terminar el año, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) cerró el lunes en 44,989.58 unidades, lo que representó una ligera baja de 0.41% respecto a las operaciones del pasado viernes.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) operó con un volumen de 11.34 millones de acciones, con un importe de 411.6 millones de pesos, teniendo poca operación por día feriado de Navidad en Wall Street.

Las emisoras que tuvieron ganancias durante el día fueron OHL México, con un alza de 1.25%, Gentera con 1.01% y Peñoles con 0.99%. Por el contrario, las empresas que tuvieron pérdidas durante el día fueron Volaris, con una baja de 1.85%, Grupo Aeroportuario del Centro Norte con un retroceso de 1.65% y Mexichem con menos 1.43 por ciento.

Uno de los acontecimientos más esperados en el mercado la última semana del año son las minutas del Banco de México el día jueves y, el viernes, los indicadores de finanzas públicas y deuda pública de noviembre.

En Estados Unidos se publicará datos de la confianza del consumidor y el viernes se dará a conocer el reporte de gerentes de compra de Chicago.

CI Banco, en su reporte de coyuntura de mencionó que la semana pasada fue de transición para los mercados financieros de cara a las festividades de Navidad y de fin de año. La principal característica fue el bajo volumen de operación.

Lo anterior no necesariamente implicó una menor volatilidad, ya que en muchas ocasiones los menores volúmenes de negocio suelen traducirse en movimientos más bruscos, en el comportamiento de los precios de los activos financieros.

rafael.mejia@eleconomista.mx