Uno de cada cuatro mexicanos adultos es socio de la Bolsa Institucional de Valores (Biva), el nuevo centro bursátil que hoy inicia operaciones.

Durante la ceremonia de inicio de operaciones celebradas en el Altar a la Patria en la Ciudad de México, el presidente de Central de Corretajes (Cencor), Santiago Urquiza se congratuló y refirió que en el proyecto invirtieron más de 20 millones de mexicanos, a través de los recursos de sus Afores.

Urquiza, quien fue el promotor de la nueva Bolsa, se comprometió a hacer crecer el mercado, atrayendo a más inversionistas y empresas.

"El crecimiento del mercado de valores es un detonador del crecimiento de la economía y haremos todo lo que sea necesario para hacer crecer el mercado" dijo Urquiza durante la ceremonia de inauguración.

Dijo que la Biva inicia como la Bolsa tecnológica más avanzada.

La inversión para hacer posible el proyecto de la Biva ascendió a 1,00 millones de peso, de los cuales 650 millones fueron aportados por Liv Capital, con recursos de un Certificado de Capital de Desarrollo (CKD), en donde participaron cuatro afores como Citibanamex, PensionISSSTE, Profuturo y Coppel.

La Biva, que cuenta con el respaldo tecnológico de Nasdaq a través de su sistema de intercambio conocido como Nasdaq X-stream Trading, busca captar una porción de las emisoras que ya cotizan actualmente y listar a pujantes empresas privadas de reciente creación.

Arranque de operaciones

El inicio de la BIVA se remonta a febrero de 2013, a través de Central de Corretajes (Cencor), pero fue hasta el 29 de octubre de 2015 que la correduría solicitó la concesión del nuevo centro operativo. No obstante, fue hasta el 29 de agosto del 2017 que el presidente Enrique Peña Nieto, a través de la Secretaría de Hacienda, entregó la concesión a la BIVA.

El nuevo intermediario bursátil tiene como objetivo hacer crecer y desarrollar el mercado de valores mexicano; además de ampliar oportunidades para que las pequeñas y medianas empresas se enlisten en el mercado de valores.

Existen 146 empresas que comparten sus acciones con los inversionistas, en Estados Unidos existen tres grandes bolsas que tienen más de 3,000 empresas listadas y existen también bolsas más pequeñas.

Cencor será el accionista mayoritario de BIVA, mientras que el fondo de capital privado LIV Capital, mismo que aportó una inversión por 450 millones de pesos para el proyecto, será el accionista directo. La inversión es a través de un certificado de capital de desarrollo que captó los recursos del ahorro del sistema de pensiones de los trabajadores mexicanos.