El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cayó el miércoles desde un máximo en un año ante el descuento del dividendo de una mayoría de las empresas del referencial, pero los participantes señalaron que aún está apoyado por el interés comprador de inversores extranjeros.

Los agentes señalaron que 195 compañías de las 225 del Nikkei cumplieron el plazo para que los compradores tuvieran derecho al dividendo del año fiscal al 31 de marzo. Los operadores habían previsto que el pago de dividendos restara 86 puntos al índice.

El Nikkei cerró con una baja de 72.58 puntos, un 0.71%, a 10,182.57 unidades.

RDS