OHL tiene nuevo inquilino en su accionariado. Se trata de Citadel, uno de los hedge' funds estadounidenses más potentes del mercado, que ha tomado una posición corta o bajista por el 0.5% del capital del grupo de construcción y de servicios a través de su fondo Citadel Advisors II. La firma con sede en Chicago y 25,000 millones de dólares bajo gestión, se situó bajos los focos la pasada primavera por el fichaje como asesor del ex presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke.

El hombre que llevó las riendas de la autoridad monetaria estadounidense fue fichado para apoyar a los equipos de Citadel en temas como política monetaria, mercados de capitales o economía global. Bernanke aceptó la oferta del hedge fund para para evitar problemas de conflicto de interés, ya que el vehículo inversionista propiedad del multimillonario Ken Griffin no está bajo la supervisión de la Reseva Federal.

La entrada de Citadel en OHL se produce en plena corrección de la acción del grupo que preside Juan Miguel Villar Mir. La cotización perdió el nivel de los 6 euros el pasado 7 de diciembre y el pasado lunes marcó sus mínimos del año en los 5.11 euros por acción. En lo que va de año, el valor ha perdido un 50% de su valor.

Una fuerte caída que no ha conseguido mitigar el éxito de la ampliación de capital de 1,000 millones de euros que permitirá a la compañía reducir su abultado endeudamiento y financiar nuevas inversiones. Los inversionistas siguen penalizando al valor, que a su excesivo apalancamiento suma la crisis de su filial en México, donde el supervisor bursátil ha abierto una investigación por dudas contables.

La irrupción de Citadel en el capital de OHL amplía la presión bajista sobre el valor, que esta misma semana ha visto como Oxford Asset Management también ha subido su apuesta porque la cotización va a bajar hasta el 0.63% capital, el nivel más alto desde el pasado mes de agosto.

En total, las posiciones cortas alcanzan ya el 1.97% del capital. La cifra es muy inferior al 6.37% del capital que estaba en manos de los inversionistas bajistas a finales del pasado mes de octubre. La razón es que los cortos sobre el valor se habían diluido sensiblemente tras la admisión a cotización de casi 200 millones de acciones procedentes de la ampliación de capital. La cifra multiplicó por tres el número de acciones en circulación de OHL.

[email protected] mx