Washington. Tal como estaba previsto, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, pedirá disculpas hoy ante el Congreso de Estados Unidos en una comparecencia en la que deberá explicar su gestión de la red social, la filtración de datos de millones de usuarios de la red social a una consultora política y la divulgación de noticias falsas durante las elecciones de Estados Unidos del 2016.

La Comisión de Energía y Comercio de la Cámara Baja divulgó una declaración preparada de antemano que entregó a legisladores del Congreso.

Zuckerberg, de 33 años, comparecerá hoy y mañana ante tres comités —dos del Senado y uno de la Cámara de Representantes— para responder a las preguntas de los legisladores sobre el escándalo por la filtración de datos a Cambridge Analytica y sobre otros asuntos.

En su declaración preparada, Zuckerberg dice que la empresa tiene la responsabilidad de asegurarse de que lo que ocurrió con Cambridge Analytica no vuelva a ocurrir. Dijo que la red social debió haber hecho más para evitar el mal uso de los datos.

“Eso incluye las noticias falsas, la interferencia extranjera en las elecciones y los mensajes de odio así como la privacidad de información y programadores”, dice. “No tuvimos en cuenta el espectro completo de nuestra responsabilidad y eso fue un gran error. Fue un error y lo siento. Yo creé Facebook, yo lo administro y soy responsable de lo que aquí pasa”, comentó.

Además, reconocerá que su compañía reaccionó “de manera lenta” a la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones del 2016, algo que Moscú niega y que en Estados Unidos está siendo investigado por el fiscal especial Robert Mueller. El testimonio menciona a la empresa Internet Research Agency, con sede en San Petersburgo, a la que Mueller acusa de recolectar datos de estadounidenses.

Por primera vez, revela que esa empresa rusa “actuó repetidamente de manera engañosa” tratando de manipular a ciudadanos de Europa, EU y Rusia. En concreto, Zuckerberg cree que Internet Research Agency llegó a 126 millones de personas, mediante una sola página de Facebook, mientras que la empresa rusa alcanzó a 20 millones en Instagram, donde los usuarios compartieron o expresaron simpatía por contenidos vinculados a esa compañía rusa.