Wuhan, China. Miles de personas se precipitaron a la estación de trenes de Wuhan después de que la autoridades levantaron la prohibición de abandonar la ciudad donde surgió la pandemia del nuevo coronavirus a finales de diciembre.

En el primer minuto de hoy se levantaron las restricciones impuestas hace más de dos meses que impedían abandonar la ciudad de 11 millones de habitantes, un paso clave para el fin de la crisis sanitaria en China.

“Wuhan ha perdido mucho en esta epidemia y la gente de Wuhan ha pagado un precio muy alto”, dijo un joven de 21 años de nombre Yao, que estaba regresando a trabajar a un restaurante a Shangái.

“Ahora que se levantó el confinamiento, creo que estamos todos muy felices”, agregó.

El gobierno espera que unas 55,000 abandonarán el miércoles la ciudad, que estuvo confinada desde el 23 de enero.

La agencia estatal Xinhua informaba de columnas de autobuses saliendo de la ciudad una vez retiradas las barreras que bloqueaban las carreteras y los vuelos también se reanudaron en el aeropuerto internacional de Wuhan.

Algunos a duras penas podían esconder su felicidad.

“¡Hace 77 días que estaba encerrado!” exclamó un hombre de la provincia cercana de Hunan.