La ciudad china de Wuhan, la fuente de un brote de un nuevo virus similar al de la gripe, está cerrando sus redes de transporte y aconsejando a los ciudadanos que no la abandonen, informaron los medios estatales.

Los autobuses, el metro, el ferry y las redes de transporte de larga distancia se suspenderán a partir de las 10:00 hora local del 23 de enero, y el aeropuerto y las estaciones de trenes estarán cerrados para los pasajeros que quieran dejar la ciudad, dijo la televisión estatal.

El gobierno está pidiendo a los ciudadanos que no abandonen la ciudad a menos que haya circunstancias especiales, dijeron los medios estatales, citando al grupo de trabajo sobre el virus del gobierno local. 

El nuevo virus, tipo SRAS, ha matado a 17 personas y ha infectado a centenares en China, cuyos ciudadanos empezarán las vacaciones del Año Nuevo Lunar, en las que se producen millones de desplazamientos.

Varios países asiáticos y Estados Unidos pusieron en marcha controles de detección para los pasajeros procedentes de Wuhan, la ciudad china en la que se identificó el epicentro del virus.

Con información de AFP y Reuters.

kg