Londres. El grupo de filtración informática secreta, WikiLeaks, afirmó ayer que estaba en el proceso de publicación de material de 2.4 millones correos electrónicos sirios, muchos de los cuales -se dijo- provenían de las cuentas oficiales del gobierno.

Sarah Harrison, de WikiLeaks, expuso que los correos electrónicos revelan la interacción entre el gobierno sirio y empresas occidentales, aunque se negó a entrar en mayores detalles.

Harrison citó al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, al decir: El material es embarazoso para Siria, pero también es vergonzoso para los oponentes externos de Siria .

WikiLeaks publicó sólo un puñado de los documentos de su sitio web ayer, pero la revelación -cuya fuente WikiLeaks no ha revelado- no sería la primera fuga importante de correos electrónicos de Siria.

En febrero, el periódico israelí Haaretz publicó extractos de lo que -indicó- eran correos hackeados de los servidores de Siria por Anonymous, el oscuro grupo activista de Internet. En marzo, el diario británico The Guardian publicó correos electrónicos que obtuvo de los activistas de la oposición siria.

Los mensajes aparentemente atrapaban a la glamorosa mujer del presidente sirio, Bashar al-Assad, comprando zapatos caros, mientras que su país se hundía hacia la guerra civil.

Harrison expuso que los correos electrónicos de WikiLeaks, de agosto del 2006 a marzo del 2012, se originaron de cientos de dominios diferentes, incluido el del Ministerio sirio de Asuntos Presidenciales.

Harrison aseguró que su grupo estaba estadísticamente seguro de que el material era auténtico.

Assange, quien actualmente está buscando asilo en la Embajada del Ecuador en Londres, no asistió a la breve presentación. Es buscado por la Policía británica para enfrentar una posible extradición a Suecia.