Internacionales

Lectura 3:00 min

Volkswagen es acusado de prácticas de "esclavitud" durante la dictadura en Brasil

Foto: Reuters (Foto: Reuters)
Foto: Reuters (Foto: Reuters)
Avatar de AFP

Por AFP

Los hechos de los que se acusa al grupo se habrían producido entre 1974 y 1986, cuando en Brasil regía una dictadura (1964 a 1986). Empleados del grupo durante ese periodo llevan varios años reclamando indemnizaciones, pero hasta ahora sin éxito.

El grupo alemán Volkswagen, segundo constructor de automóviles a nivel mundial, se enfrenta a nuevas acusaciones relacionadas con la dictadura en Brasil, pero esta vez por prácticas de "esclavitud" entre 1974 y 1986, aseguraron este domingo varios medios alemanes.

Según la cadena de televisión pública ARD y el diario Süddeutsche Zeitung, Volkswagen está convocado el 14 de junio ante un tribunal laboral en Brasilia. La justicia local mandó una notificación a la empresa el 19 de mayo.

Interrogado por AFP, un portavoz de Volkswagen aseguró que la empresa tomaba "muy en serio" este caso y los "eventuales incidentes" que se habrían producido "y sobre las cuales se basan las investigaciones de las autoridades judiciales brasileñas".

Pero el grupo no quiso dar más detalles por ahora "debido a un posible procedimiento judicial".

Los hechos de los que se acusa al grupo se habrían producido entre 1974 y 1986, cuando en Brasil regía una dictadura (1964 a 1986). Empleados del grupo durante ese periodo llevan varios años reclamando indemnizaciones, pero hasta ahora sin éxito.

Tráficos de personas

Según los medios de comunicación alemanes, las denuncias examinadas por la justicia brasileña alegan que el fabricante de automóviles utilizó "prácticas análogas a la esclavitud" y "tráfico de personas" y acusan al grupo de haber sido cómplice de "violaciones sistemáticas de los derechos humanos".

En esa época, el proyecto del grupo era construir un gran sitio agrícola a orillas del Amazonas para el comercio de la carne, la "Companhia Vale do Rio Cristalino".

Para ello, fueron contratados a través de intermediarios cientos de jornaleros y trabajadores temporales para trabajos de deforestación en 70,000 hectáreas de terreno. Según los medios de comunicación alemanes, es probable que la dirección de la empresa consintiera esas contrataciones.

Los medios de prensa, que consultaron más de 2,000 páginas de testimonios e informes policiales, señalan que los obreros fueron a veces maltratados por los intermediarios y guardias armados.

Entre los documentos hay testimonios sobre malos tratos a los trabajadores que intentaron escapar e incluso desapariciones sospechosas. La esposa de un trabajador fue violada como castigo, según los medios de comunicación alemanes. Una madre afirma incluso que su hijo murió como consecuencia de los abusos.

Esclavistas modernos

"Era una forma moderna de esclavitud", indicó a los medios alemanes el fiscal de Rio de Janeiro encargado de la investigación, Rafael Garcia.

Según indica, las condiciones de trabajo en el sitio eran inhumanas, "con obreros que tenían malaria, algunos de ellos morían (de la enfermedad) y eran enterrados en el lugar mismo sin que las familias estuvieran informadas".

"Aparentemente, VW no solo aceptó esta forma de esclavitud, sino que la fomentó, ya que era mano de obra barata", añadió el fiscal.

Volkswagen ya enfrentó en el pasado a la justicia brasileña para la época de la dictadura.

En 2020, el grupo aceptó pagar 36 millones de reales (5.5 millones de euros) para indemnizar familias de ex-obreros torturados o asesinados durante este periodo.

Los ex empleados y sus familias dijeron que el servicio de seguridad de VW en Brasil colaboró con los militares para identificar posibles sospechosos, que luego fueron detenidos y torturados.

Una colaboración confirmada por un informe independiente pedido por la empresa en 2016.

Temas relacionados

Conéctate con nosotros.

Recibe nuestro newsletter diario con los contenidos destacados.

Al suscribirte, aceptas nuestras políticas de privacidad.