El presidente estadounidense Barack Obama y la primera dama Michelle Obama llegaron el viernes al estado de Alabama, el más afectado por los tornados y las tormentas que azotaron el sureste del país con un saldo hasta el momento de 313 muertos.

"Quiere ser testigo presencial de la terrible devastación de esas tormentas", dijo a periodistas el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Obama tenía previsto pasar menos de dos horas en Alabama antes de volar al estado de Florida (sureste) para asistir al último despegue del transbordador espacial estadounidense Endeavour.

RDS