El gobierno de Japón envió al vicecanciller Yasuhide Nakayama a la capital de Jordania, Amman, para encargarse de manera personal del secuestro de dos ciudadanos japoneses por parte del Estado Islámico (EI).

El funcionario acompañaba al primer ministro Shinzo Abe en su actual gira por Medio Oriente, de la cual mantiene su entrevista con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) Mahmoud Abbas, pero canceló otras actividades.

Abe se enteró del video difundido este martes por EI mientras se encontraba en Jerusalén, donde calificó de "imperdonable acto de terrorismo" valerse de vidas humanas para hacer amenazas, reportó la cadena japonesa NHK.

Dijo que ordenó a su equipo ocuparse de inmediato del asunto y dar prioridad a la conservación de la vida de los cautivos.

Aseveró también que su gobierno mantendrá sus contribuciones para la paz y la estabilidad de Medio Oriente en cooperación con la comunidad internacional, una política que no cambiará, subrayó.

Indicó también que había comisionado a Nakayama para encargarse de la crisis en Amman, y añadió que comentará el caso con Abbas, con quien se entrevistará más tarde.

El vicecanciller japonés se suma a la fuerza de tarea establecida por el gobierno japonés para el manejo de la información sobre el secuestro de los dos ciudadanos japoneses y la demanda de rescate por parte del Estado Islámico (EI).

Se trata de la primera toma de rehenes que afecta a ciudadanos japoneses, los cuales son el periodista Haruna Yukawa, de 42 años de edad, y Kenji Goto Jogocaso, al parecer fotógrafo pero del cual se carece de información precisa.

El secuestro fue difundido en un video en internet donde un militante islámico vestido de negro demanda 200 millones de dólares de rescate, mientras los dos secuestrados lo flanquean vestidos de color naranja.

Esa suma es la misma que Abe donó la semana pasada en su gira por Medio Oriente, para ayudar a construir capacidades humanas e infraestructura en los países que luchan contra el EI.

Se estima que Yukawa fue capturado el 14 de agosto pasado a unos 30 kilómetros al norte de Aleppo, ciudad ubicada en el noroeste de Siria, cuando viajaba con un grupo del Frente Islámico, antagónico del EI.

Yukawa ya había aparecido en un video previo hacia fines de 2014, donde se le ve herido, sangrando y afirmando que es periodista y médico.

El video donde se demanda el rescate muestra el logotipo de Al Furqan media, la organización que difunde propaganda del EI y que ha publicado material similar de rehenes británicos ejecutados.

erp