El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó la visita de su secretario de Estado, Rex Tillerson, a México como un "viaje difícil", en una reunión que sostuvo este jueves con presidente ejecutivos de compañías manufactureras.

Sus comentarios los hizo cuando habló de su plan para deportar a México a inmigrantes ilegales.

NOTICIA: Aún hay diferencias con EU sin resolver: Videgaray

El mandatario se reunió con cerca de dos decenas de presidentes ejecutivos de grandes empresas estadounidenses y les comentó sobre su proyecto para que retornen a Estados Unidos varios millones de empleos.

Trump dijo este jueves a unos veinte presidentes ejecutivos de las principales compañías estadounidenses que planeaba traer millones de empleos de nuevo al país al mencionar su plan para deportar inmigrantes ilegales a México.

NOTICIA: Crucial, preservar interconexión social y económica con México: Kelly

Entre los participantes de la reunión se encontraban los presidentes ejecutivos de General Electric, Lockheed Martin, Dow Chemical, International Paper, Ford Motor, United Technologies, Dell Technologies y Johnson & Johnson.

También los jefes de Corning, Whirlpool, Emerson, Campbell Soup Company, Merck & Co, Caterpillar, 3M, U.S. Steel Corp, Archer Daniels Midland Corp y General Dynamics Corp.

NOTICIA: Tillerson pide a China que modere a Corea del Norte

Se espera que Trump lance una serie de propuestas que podrían tener grandes repercusiones para las compañías, incluyendo un plan para revisar el código impositivo y un paquete de infraestructura que formaba parte de sus promesas durante la campaña presidencial del 2016.

Trump, quien también fue presidente ejecutivo, ha realizado una serie de reuniones de este tipo con líderes empresariales de distintas industrias, incluyendo el sector farmacéutico, automotriz y fabricantes de aviones.

erp