Venezuela declaró persona no grata y expulsó a la embajadora de la Unión Europea, la portuguesa Isabel Brilhante, dándole 72 horas para dejar el país tras nuevas sanciones del bloque contra funcionarios venezolanos, anunció este miércoles el canciller Jorge Arreaza.

"Hoy, por decisión del presidente Nicolás Maduro, le hemos entregado en sus manos a la señora Isabel Brilhante (...) la declaratoria como persona non grata", dijo Arreaza en una declaración ante la prensa después de reunirse en Caracas con la diplomática.

"Se le ha dado un plazo de 72 horas para abandonar el territorio venezolano", añadió.

El gobierno de Maduro respondió así a sanciones contra 19 funcionarios, entre ellos Remigio Ceballos, uno de los principales jefes militares de Venezuela; Indira Alfonzo, presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE); y dos congresistas.

Ello luego de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, boicoteadas y calificadas de fraude por los mayores partidos políticos opositores y desconocidas por Estados Unidos, la Unión Europea y varios países de América Latina. La votación dio al partido del gobierno y sus aliados 256 de 277 escaños del Parlamento.

Arreaza calificó de "ilegales" las medidas. "Ojalá que haya reflexión en la Unión Europea, ojalá podamos reconstruir los puentes de entendimiento, de diálogo, ojalá que aprendan a respetar", expresó el canciller.

El pasado 29 de julio, después de otro paquete de sanciones, Maduro había declarado persona no grata a Brilhante y también le dio entonces 72 horas para salir de Venezuela. Sin embargo, cuando se cumplía ese plazo, el gobierno socialista dio marcha atrás, pero pidió "gestos" del bloque a cambio.

Venezuela se convirtió en 2017 en el primer país latinoamericano sancionado por la UE, que desde entonces ha aprobado medidas contra 55 funcionarios venezolanos, que incluyen la prohibición de viajar a su espacio y la congelación de activos.