Caracas.- Grupos de infiltrados entrenados en México como parte de un plan llamado fiesta mexicana desataron los enfrentamientos que tras manifestaciones antigubernamentales dejaron 3 muertos y decenas de heridos en Venezuela, dijo el ministro de Interior, Miguel Rodríguez Torres.

De 2010 a 2012 se realizaron reuniones dentro y fuera de Venezuela para acordar el entrenamiento de grupos "para generar caos y violencia" y México fue escenario de esos encuentros denunció el ministro.

"Una de las más importantes reuniones que se hizo para preparar a esos grupos que estuvieron ayer actuando se realizó en México y la bautizaron fiesta mexicana

El escenario que se estaban planteando es llevar a Venezuela a una guerra civil. Siempre lo han pretendido y lo han pensado porque ellos sueñan con una solución mágica de una fuerza extranjera que venga a rescatar a Venezuela del desorden", agregó el ministro.

Según Rodríguez Torres, los hechos violentos del miércoles tras varios días de manifestaciones estudiantiles contra la inseguridad, la inflación y la falta de productos básicos, fueron actos de "carácter conspirativo" perpetrados por grupos de "extrema derecha".

El gobierno venezolano ha denunciado en distintas ocasiones que la oposición, a la que califica de "fascista", tiene nexos con organizaciones de extrema derecha en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos y Colombia.

nlb