Un panel de la Cámara de Representantes de Estados Unidos dijo que había descubierto significativos problemas en un mecanismo de control de seguridad en la plataforma de British Petroleum (BP), los que podrían haber contribuido al accidente.

El representante Bart Stupak afirmó que la investigación del panel mostró que el mecanismo para prevenir explosiones submarinas tenía una filtración y que no contaba con suficiente poder como para frenar el flujo petrolero tras la explosión de la plataforma, dando paso a una enorme fuga de crudo.

British Petroleum prepara una potencial solución submarina, mientras efectivos militares se apresuran a limitar el daño en la costa, a la que ya empezó a llegar el crudo expulsado por el pozo dañado, en una desesperada carrera contra el tiempo.

La compañía británica BP logró el miércoles ubicar una cámara de contención sobre la fuga de petróleo en el fondo del Golfo de México, aunque sin sellarla todavía, en un nuevo intento por evitar que el crudo siga saliendo. Los expertos avanzaron en el operativo para instalar a 1.500 metros de profundidad la rediseñada cámara de contención.

Con el pozo todavía vertiendo unos 5,000 barriles (795,000 litros) de petróleo al día en las aguas del Golfo, el miércoles fue otro día difícil para la industria petrolera y su dañada reputación.

Las empresas pesqueras y de turismo, dos de los principales pilares de la economía del Golfo, junto con las aves, tortugas marinas y otra vida silvestre, están amenazadas por el creciente derrame que podría superar el próximo mes al enorme desastre ambiental provocado por Exxon Valdez en Alaska en 1989.

Todos están asustados porque (...) la pesca comercial es nuestra forma de vida en Lafitte y si no tenemos eso, no tenemos nada , dijo el pescador Lance Lacrose en Venice, Louisiana.

La Casa Blanca propuso una nueva legislación en respuesta al derrame que prevé 188 millones de dólares en gasto discrecional de una sola vez, que será cubierto mayormente por BP, por lo que el gobierno federal puede apurar la asistencia a aquellos afectados si es que la fuga empeora.

También elevaría un límite existente en la responsabilidad por daños para la compañía correspondiente, en este caso BP, relativo a las pérdidas económicas causadas por el derrame petrolero.

La caída de las acciones de BP ha reducido el valor de la compañía en más de 30,000 millones de dólares, excediendo por mucho las peores estimaciones del costo del derrame.

Las acciones de petrolera bajaban levemente tarde en la Bolsa de Valores de Londres, mientras que los títulos de Transocean retrocedían y los de Halliburton avanzaban ligeramente a mediodía en Nueva York.

Dura inquisición

Si las audiencias del martes sirven como referencia, la sesión del miércoles será severa con los ejecutivos.

En audiencias ante dos comisiones del Senado, los legisladores sometieron a un duro interrogatorio sobre seguridad y el sellado del pozo a ejecutivos de BP America Inc., Transocean y Halliburton.

El senador demócrata Ron Wyden interrumpió un momento al Presidente de la filial estadounidense de BP y dijo: La cultura de esta compañía ha sido un accidente detrás de otro . La imagen de BP fue dañada en el 2005, cuando una explosión en su refinería Texas City produjo 15 muertes.