Ginebra.- Investigadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalaron hoy en el marco del Día Mundial contra el Cáncer, que las pruebas aplicadas a mujeres con la vacuna contra el virus del papiloma humano es una medida "segura y preventiva".

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), respaldó a la OMS sobre la vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH).

La directora del IARC, Elisabete Weiderpass, reiteró el compromiso del organismo que encabeza en la lucha contra la enfermedad y confirmó "inequívocamente la eficacia y seguridad de la vacunación contra el VPH".

"Los rumores infundados sobre las vacunas contra el papiloma humano siguen retrasando o impidiendo innecesariamente el aumento de la inmunización, lo que es crucial en la prevención del cáncer cervical", añadió Weiderpass.

Según la IARC, en 2018 se diagnosticaron 570,000 nuevos casos de cáncer cervical en todo el mundo, lo que lo convierte en el cuarto cáncer más común en mujeres a nivel mundial.

Cada año, más de 310,000 mujeres mueren a causa de esta enfermedad prevenible, y aproximadamente el 90% de estas muertes se producen en países de ingresos bajos y medios.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer prevé que a menos que se implementen medidas preventivas de manera rápida, podrían morir por cáncer cervical al menos 460,000 mujeres por año para 2040, un aumento de casi 50% sobre el número estimado de muertes en 2018.