Michał Kurtyka es candidato a ocupar la secretaría general de la OCDE, actualmente es ministro de Clima y Medio Ambiente del gobierno polaco. En entrevista con El Economista habla, entre otros temas, sobre los avances de la política energética limpia de su país.

—Usted cambió de rumbo la política energética de su país acercándola al Acuerdo de París y, al mismo tiempo, alejándola de los recursos fósiles que agreden al medio ambiente. ¿Qué estrategias siguió?

Desde el 2018 ha habido cambios significativos en la combinación energética. Observamos una dinámica sin precedentes en el desarrollo de microinstalaciones de energía renovable y creciente actividad de consumidores de energía. Ha habido un aumento de más de cinco veces en la potencia en las instalaciones fotovoltaicas. Actualmente, el 20% de la capacidad instalada en el sistema eléctrico nacional proviene de fuentes de energía renovables. La política energética del estado se ha integrado más estrechamente con cuestiones climáticas.

—Mucha gente al escuchar “cambio climático”, piensa en un futuro muy lejano. ¿Cómo logró un cambio en Polonia?

Las soluciones de sensibilización y basadas en la naturaleza son un método eficaz y rentable para adaptarse al cambio climático.

Las ciudades son particularmente vulnerables al cambio climático. Son el foco de los desafíos contemporáneos más urgentes, desde la escasez de agua y la mala calidad del aire, hasta las perturbaciones económicas y las perturbaciones en la estabilidad social. Los fenómenos extremos cada vez más intensos, como lluvias torrenciales, vientos fuertes, olas de calor y sequías prolongadas, implican mayor riesgo para las ciudades en el contexto del cambio climático.

—El gobierno de Polonia presenta un rasgo conservador, ¿cómo ha logrado romper viejos paradigmas y llevar a su país por el camino de las energías limpias? Se lo pregunto porque en Brasil o México, gobiernos conservadores, no tienen como prioridad la transición hacia las energías limpias.

Todos somos responsables de la condición en la que transmitimos nuestro planeta a las generaciones futuras. Esforzarse por reducir la proporción de CO2 en la atmósfera es un paso natural hacia una vida mejor, sin smog y otras amenazas para nuestra salud.

En Polonia, durante los últimos 12 años, la participación del carbón en la producción de energía ha ido disminuyendo gradualmente. En el 2007 estaba por encima del 90% y en el 2019 se redujo al 74 por ciento.

Actualmente en Polonia hay un auge en microinstalaciones de energía solar. “Mi Electricidad” es uno de los mayores programas de financiación de microinstalaciones fotovoltaicas de Europa para personas físicas que generan electricidad para sus propias necesidades. En su marco, se han presentado más de 200,000 peticiones.

Presupuesto de la Unión Europea

En materia de política europea estamos viendo resistencias de su gobierno en cuanto a aceptar un mecanismo de evaluación del Estado de derecho que la UE evaluará a los 27. Los presupuestos y los subsidios para paliar los daños de la pandemia están en riesgo. ¿El gobierno polaco cederá?

Polonia apoya un acuerdo sobre el paquete presupuestario y su adopción lo antes posible, sin embargo, su elemento clave, el mecanismo de condicionalidad del Estado de derecho, no obtuvo la aprobación unánime de todos los estados miembros, incluido el apoyo de Polonia. No se puede llegar a un acuerdo sobre el paquete a expensas de la seguridad jurídica.

—Usted está interesado en encabezar la OCDE, ¿qué cambios requiere el organismo?

La lucha contra el enemigo invisible ya ha dejado una huella en la economía mundial y europea. Por eso, como Secretario General de la OCDE, propondré una política de Nuevo Crecimiento que sea una respuesta a los desafíos de nuestro tiempo y que permita revitalizar la economía. Buscaré identificar nuevas oportunidades para el desarrollo sostenible y mejorar la calidad de vida de las personas. Es menester apoyar nuevas tecnologías que cumplan los objetivos de transformar las economías hacia emisiones bajas y nulas.

fausto.pretelin@eleconomista.mx