Montevideo. Los uruguayos que viajen al exterior por turismo no tendrán cobertura del subsidio por enfermedad pese a que deberán cumplir con una cuarentena de al menos siete días por el protocolo de prevención del coronavirus. Así lo resolvió el Directorio del Banco de Previsión Social (BPS) en la sesión del pasado 19 de noviembre.

Esto ya estaba dispuesto en un decreto de julio del Poder Ejecutivo que exhorta a la población a “no viajar fuera del país” y que, en caso de optar hacerlo, deberían cumplir con un aislamiento preventivo sin tener derecho al subsidio por enfermedad.

El control comenzará a partir del 1° de diciembre.  Sin embargo, el BPS no estaba cumpliendo con este punto del decreto. “No se estaba controlando como se va a empezar a controlar ahora”, explicó a El Observador la directora del BPS Daniela Barindelli. “Hoy vemos que se están incrementando los viajes, que la situación de verano también hace que viajen más y que la situación en los países limítrofes está mucho peor, por eso es que se optó por esto”, dijo.

En caso de que a alguien que llegó al país por turismo se le otorgue este beneficio por error, deberá reembolsar el dinero. Lo abonado por el BPS será considerado como un “cobro indebido”, establece el proyecto de resolución al que accedió El Observador.

Los uruguayos que deseen viajar desde Uruguay no tienen restricciones para hacerlo, pero para retornar deben formar parte de una de las nueve excepciones previstas por decreto.

El documento del Directorio establece que los viajes por “turismo o esparcimiento” implican un “riesgo evidente y notorio”. Esta “decisión voluntaria” supone también “el conocimiento pleno e integral de las medidas preventivas y de prolaxis”, dice la resolución.

Viajes por trabajo, la excepción.