Montevideo. La noticia publicada el domingo por el diario uruguayo El País acerca de que los precandidatos blancos (integrantes del Partido Nacional, de ideología ubicada en el espectro entre centro derecha y derecha) acordaron ignorar al millonario Juan Sartori con el fin de limitar su crecimiento electoral acabó por fracturar una guerra interna marcada por el cruce de acusaciones y enrarecida por la difusión de encuestas sesgadas y noticias falsas.

El supuesto pacto entre precandidatos alcanzó gran difusión en Facebook, donde varios sitios vinculados a la campaña sucia llegaron a pagar para que las publicaciones sobre el tema alcanzaran a más usuarios.

Tal es el caso de Jóvenes Resurgir Nacionalista, una página que no se identifica con ningún precandidato, pero que en los últimos días publicó (y pagó) un video en el que acusa al precandidato Luis Lacalle Pou de “no laburar”, y otro en el que compara la relación de una mujer víctima de violencia de género con el trato que reciben los electores de parte de “los mismos de siempre”, en referencia a aquellos con historial en política.

A raíz de las publicaciones, el Partido Nacional resolvió llevar el tema a la justicia, con el objetivo de que se investigue quiénes están detrás de este sitio que fue creado el 21 de mayo del 2019.

Esta página volvió a pagar para difundir una de sus publicaciones, esta vez un video sobre el supuesto pacto para ignorar a Sartori, un acuerdo cuya existencia fue negada públicamente por los precandidatos Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga.

Luis Lacalle Pou volvió a ser blanco de falsas encuestas en la que se lo acusa de “drogadicto” y de tratar de “empleado” a su rival Jorge Larrañaga.