Antakya, Turquía. La guerra civil siria podría reclamar otras 100,000 vidas durante el próximo año si no se negocia un acuerdo entre el gobierno y los rebeldes, advirtió el emisario internacional de paz, Lakhdar Brahimi.

Lo que está sucediendo en Siria es malo, muy, muy malo , dijo Lakhdar Brahimi, a quien la Organización de las Naciones Unidas y la Liga Árabe le han otorgado la misión de buscar una solución pacífica a los 21 meses de hostilidades que han matado a 44,000 sirios. Durante su discurso a la Liga Árabe en El Cairo, Brahimi añadió: Si tenemos 50,000 muertos en casi dos años y la guerra se mantiene un año más, no tendremos 25,000 más; vamos a tener 100,000 muertos más .

Brahimi dio a conocer su predicción escalofriante después de uno de los más mortíferos periodos de 24 horas en el conflicto, que comenzó en marzo del 2011. Los grupos de oposición que controlan el número de fallecidos estimaron que hasta 400 personas -más del doble de la cifra de mortalidad diaria típica- fueron asesinadas el sábado.

Brahimi dijo que esperaba una resolución del conflicto en el 2013. Él propuso un alto al fuego, seguido por un gobierno de transición, hasta que las elecciones puedan celebrarse. Sin eso, dijo el enviado internacional, Siria podría convertirse en el infierno .