A través de una inversión de 4 millones de euros, la Unión Europea (UE) buscará integrar socioeconómicamente a refugiados y desplazados por la fuerza en México, Costa Rica y Honduras.

En el proyecto participan la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) y la Delegación de la Unión Europea en México.

De acuerdo con la Comar, el año pasado, 70,302 personas solicitaron asilo en México lo que significa un aumento del 137% con respecto a 2018.

“El proyecto busca fortalecer los servicios públicos de empleo, robustecer la capacitación técnica y profesional, el acceso a medios de vida, así como facilitar la inclusión financiera y el acceso a la protección social para las personas que han tenido que huir de la región”, dijo la ACNUR.

En tanto, la Comar detalló que en 2019 este proyecto logró, en coordinación con el gobierno federal y autoridades locales, integrar a las actividades productivas a 6,700 personas refugiadas en estados del centro y norte del país.

Entre los estados con mayor captación de personas refugiadas, destacan:

  • Nuevo León
  • Quintana Roo
  • Ciudad de México
  • Coahuila

De acuerdo con datos del gobierno federal, 50% de las personas colocadas en actividades formales en estados del país, han contribuido a la economía nacional en 40.6 millones de pesos al año por concepto de pago de impuestos.

De acuerdo con estimaciones de la propia Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, este año la aportación económica de los migrantes en México podría ascender a 175 millones de pesos.

kg