Madrid.- El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, calificó como un "despropósito" los rumores de mercado sobre una posible petición de ayuda por parte del país a la Unión Europea.

"La verdad es que no doy crédito, es una absoluta locura (...) un despropósito descomunal", dijo Zapatero en una rueda de prensa en Bruselas para añadir que estos "ataques" tienen un costo para el país y que van a ser combatidos.

"... estaremos ante un hecho muy grave. Esto es intolerable y por supuesto los vamos a combatir", afirmó.

En una jornada en la que los mercados de deuda y acciones castigan especialmente a España por las dudas sobre su elevado déficit, Zapatero insistió en el bajo nivel de deuda española sobre el PIB en comparación con otros países de la región y llamó a la tranquilidad sobre el potencial de recuperación del país.

"No podemos estar al albur de lo que pase un día en la bolsa. Me limito a los datos objetivos. España tiene una deuda sobre el PIB de 20 puntos por debajo de la deuda media europea", sostuvo.

"La evolución de la perspectiva económica está del lado del crecimiento. Es verdad que muchas previsiones han venido diciendo que no creceríamos en el primer trimestre. Bien, tenemos pocos días para comprobarlo, que estamos creciendo", agregó.

Confianza y tranquilidad

Zapatero reiteró asimismo "la confianza y tranquilidad que tengo en relación con la fortaleza, la solvencia de las cuentas públicas de nuestro país y la capacidad de recuperación económica. Y también es la misma confianza que tengo hacia Portugal".

El presidente español señaló que cualquier especulación sobre la zona euro con respecto a los problemas de deuda pública es "infundada", al tiempo que hizo un llamamiento a mantener la firmeza en el apoyo a la endeudada Grecia.

"Debo afirmar que cualquier otra especulación sobre la zona euro es absolutamente infundada", afirmó.

Zapatero dijo que los ministros de Finanzas de la zona euro se reunirán este viernes para poner en marcha el plan de ayuda a Grecia, y dijo que el paquete acordado servirá para dar tranquilidad a los mercados.

"Confío que el próximo viernes tengamos una reunión de los líderes del Eurogrupo que suponga la confirmación de un compromiso compartido. Todos los países de la zona euro y de la Unión Europea remamos en la misma dirección", comentó.

"Hay que mantener con firmeza el mensaje de apoyo. Grecia tiene lo que necesita para que aquellos que tienen compromisos con Grecia puedan estar tranquilos", añadió.

Zapatero señaló que los miembros de la zona euro tienen "fortaleza para salir de la crisis económica, consolidar nuestras cuentas públicas y volver a la senda de crecimiento".