Un sherif de Arizona, Clarence Dupnik, dijo ayer a la cadena ABC: No tengo intención de cumplir con la nueva y controvertida ley de migración, llamándola abominable y una vergüenza nacional .

Se trata del más fino reproche de todas las críticas vertidas por todo el país contra la gobernadora Brewer.

Estamos jodidos si lo hacemos y jodidos si no , dijo Dupnik. Si salimos a buscar ilegales, ellos nos van a acusar de racistas y nos demandarán. Y si algún ciudadano cree que no cumplimos la ley hará lo mismo , afirmó.