El 19 de julio pasado, y bajo un entorno complejo en Venezuela, el diputado Jony Rahal le enviaba un mensaje al presidente Peña Nieto desde Caracas: Es lamentable que usted, señor presidente, no se haya pronunciado sobre lo que existe en Venezuela: un gobierno militarista y autocrático que está acabando con la esperanza del pueblo venezolano .

La oposición se encontraba en medio del laberinto tratando de recolectar firmas para activar el revocatorio en contra del presidente Nicolás Maduro.

El miércoles, Venezuela amaneció ensombrecida por la decisión del Órgano Electoral (cooptado por Maduro) que amenaza con desaparecer a la oposición mediante un acto kafkiano: los partidos deben demostrar que en las tres últimas elecciones aparecen en las boletas sus respectivos logotipos. Imposible. En las elecciones legislativas la oposición acudió con un logo: MUD. Mesa de Unidad Democrática.

Jony Rahal comentó a El Economista vía telefónica que Maduro quiere convertir a Venezuela en Nicaragua . (Daniel Ortega desapareció a la oposición expulsándola del Congreso en Managua). Para el gobierno, la mala fe se presume; la buena hay que comprobarla , comenta Rahal, quien milita en el partido Primero Justicia, el mismo de Henrique Capriles.

El Órgano Electoral dará un lapso de 14 horas para movilizar a 70,000 personas por partido alrededor de 390 máquinas instaladas, muchas de ellas, en áreas rurales para dificultar el registro de las huellas. El padrón electoral suma 20 millones de ciudadanos y se requiere 0.5% para oficializar un partido. Actualmente existen 59 partidos políticos en Venezuela: Es imposible , asegura Jony Rahal.

Se trata de un mecanismo cuya misión es acabar con la democracia y consolidar la dictadura .

Ayer, el presidente de la Asamblea (Parlamento), Julio Borges, fue recibido por el presidente brasileño Michel Temer para expresarle la necesidad que tiene Venezuela de recibir apoyo latinoamericano. No es un golpe en contra de la Asamblea, es hacia el pueblo , asegura Rahal.

El mismo miércoles legisladores estadounidenses pidieron a Trump presionar al gobierno de Maduro. Rahal asegura que los problemas venezolanos queremos solucionarlos nosotros .