Kiev. Un comediante que interpreta a un presidente sin experiencia en la televisión ucraniana parecía listo para desempeñar el papel en la vida real, después de que una encuesta de salida indicara que recibió casi tres de cada cuatro votos emitidos en la segunda vuelta electoral el domingo.

Los resultados de la encuesta de salida publicada después del cierre de las mesas de votación mostraron que Volodymyr Zelensky recibió 73.2% de los votos, y el presidente Petro Poroshenko, quien ya aceptó la derrota, 25.3 por ciento.

Déjà vu

Zelensky caminó en el escenario donde celebró su victoria con el entorno musical de “Servant of the People”, la popular canción en la que él interpreta al presidente de Ucrania.

“A todos los ucranianos, no importa dónde se encuentren, le prometo que nunca los decepcionaré.

“Aunque todavía no soy presidente, puedo decir como ciudadano ucraniano a todos los países de la antigua Unión Soviética: Todo es posible”, dijo Zelensky.

Zelensky, de 41 años, consiguió el doble de votos de Poroshenko en la primera vuelta hace tres semanas. Como su personaje en televisión, un profesor que se ve catapultado a la presidencia después de que se hace viral un video en el que arremete contra la corrupción, el comediante se ha centrado en criticar la cultura de sobornos, aprovechando la desconfianza de la población hacia la elite política del país.

“He crecido con los viejos políticos y sólo he visto promesas vacías y corrupción”, dijo Lyudmila Potrebko, programadora informática de 22 años que votó por Zelensky. “Es hora de cambiar eso”.

Poroshenko, que era un magnate multimillonario del sector de los dulces antes de asumir el cargo, recurrió a la tradicional campaña en zonas rurales, aprovechando televisoras afines para que hicieran una amplia cobertura de sus apariciones. Zelensky, en cambio, evitó en gran parte los actos de campaña y las entrevistas. Ha dirigido su campaña principalmente en Instagram, donde tiene 3.7 millones de seguidores.

Los intentos de Poroshenko de enfrentarse a su rival en Internet han sido a menudo desafortunados, como un video en el que Zelensky era atropellado por un camión que dejaba una línea que recordaba una línea de cocaína. No hay pruebas de que Zelensky, un aficionado al deporte, consuma drogas.

La campaña se vio marcada por duras críticas entre ambas partes, y culminó con un debate el viernes pasado en el estadio deportivo más grande del país, en el que ambos rivales se pusieron de rodillas, en un momento melodramático, para pedir perdón a los que han perdido a seres queridos en el frente en el este, región donde hay enfrentamientos con prorrusos.