Washington. El presidente Trump solicitará el día de hoy al menos 8,600 millones de dólares para construir el muro a lo largo de la frontera con México, abriendo una nueva batalla con el Congreso, a poco menos de un mes de que el mandatario declarara una emergencia nacional.

En la solicitud de presupuesto anual al Congreso, Trump pedirá 5,000 millones de dólares para que el Departamento de Seguridad Nacional continúe construyendo secciones del muro a lo largo de la frontera con México, dijeron tres personas informadas sobre el requerimiento de Trump. También solicitará otros 3,600 millones de dólares para el mismo asunto, pero para que sean designados al Departamento de Defensa.

La propuesta no vale “ni siquiera el papel en el que está escrita”

Al preguntársele si el nuevo requerimiento de Trump detonará una lucha presupuestaria, Larry Kudlow, el principal asesor económico de la Casa Blanca respondió: “Supongo que habrá una. Sólo diría que todo el tema del muro, de la seguridad fronteriza, es de suma importancia. Tenemos una crisis ahí abajo. Creo que el presidente ha hecho caso de manera efectiva”.

La reacción demócrata no se hizo esperar. La representante Nita M. Lowey dijo que la solicitud “ni siquiera vale el papel en el que está escrita”.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la minoría del Senado, Charles E. Schumer, recordaron que en diciembre fue Trump quien causó el cierre del gobierno porque desafió al Congreso. Ahora, están preparados para bloquear su petición otra vez, afirmaron.

“Lo mismo se repetirá si lo intenta de nuevo”, aseguraron en una declaración conjunta. “Esperamos que haya aprendido su lección”.

Del otro lado de su propuesta, Trump exigiría recortar 2.7 billones de dólares en gastos durante más de 10 años en programas de asistencia social, protección ambiental y ayuda externa. Al mismo tiempo, Trump buscará aumentar dramáticamente el presupuesto militar de 716,000 millones de dólares a 750,000 millones para el próximo año.

Trump dictó el cierre del gobierno en diciembre, que duró 35 días, porque el Congreso no asignó 5,700 millones de dólares para la construcción del muro. Posteriormente, Trump cedió y reabrió el gobierno. Unas semanas más tarde, el Congreso acordó financiar 1,375 millones de dólares para financiar 88 kilómetros de muro en la frontera de Texas.

Para tratar de obtener más fondos, Trump declaró una emergencia nacional y dijo que redirigiría más de 6,700 millones de dólares de otros programas para construir más secciones del muro.

La declaración de emergencia desconcertó a muchos legisladores, incluidos algunos de sus aliados clave en el Senado.