Donald Trump recurrió a las redes sociales para quejarse de la investigación de la injerencia rusa en las elecciones estadounidenses al tiempo que Robert Mueller parecía ampliarla para determinar si hubo obstrucción de justicia por parte del presidente.

¡Ustedes presencian la mayor CACERÍA DE BRUJAS de la historia política estadounidense dirigida por gente muy mala y conflictuada! , tuiteó Trump en un par de mensajes en los que aludió a su consigna de campaña Devolver la grandeza a Estados Unidos .

El presidente expresó su enfado con las noticias de que aparentemente la investigación indagará su posible obstrucción de justicia al despedir al director del FBI, James Comey, quien había estado a cargo del asunto.

Contra Hillary

Probablemente enfurecido, Trump regresó a Twitter por la tarde para escribir en contra del trato discrecional que según él ha recibido en comparación con Hillary Clinton: ¿Por qué la familia de Hillary Clinton y los tratos de los Demócratas con Rusia no son cuestionados? .

En otro tuit, Trump se refirió a la destrucción de pruebas por parte de Hillary Clinton en el caso del mal manejo de su correo electrónico.

Estos tuits son los ataques más recientes y directos de Trump al jefe de una investigación que según él es innecesaria y perturbadora. Durante la semana, algunos de sus defensores más fervientes, como su hijo Donald, su asesora Kellyanne Conway y su amigo y ocasional consejero Newt Gingrich han cuestionado la investigación en términos similares.

Kushner, investigado

Otra de las ramificaciones sobre la trama rusa que se encuentra investigando el fiscal Robert Mueller, corresponde a las relaciones financieras y de negocios del yerno y mano derecha del presidente, Jared Kushner.

La investigación se detona por los encuentros del esposo de Ivanaka Trump con funcionarios y banqueros rusos.

La Casa Blanca insiste en que el motivo de las reuniones fue la inauguración del nuevo gobierno. El banco Vnesheconombank fue sancionado por el presidente Obama, y Kushner sostuvo reuniones con sus ejecutivos.

  • El miércoles, el periódico The Washington Post revela que el presidente es investigado por el fiscal Robert Mueller.
  • El caso sobre la posible injerencia rusa en las elecciones estadounidenses toca un punto de inflexión, ahora el posible delito es la obstrucción de la justicia.
  • El vicepresidente Mike Pence decide contratar a un abogado personal para que lo asesore sobre el caso ruso. Trump lo hizo el mes pasado.
  • El partido republicano considera que existe una estrategia planificada encaminada a perjudicar al presidente Trump.