El embajador de Ucrania en México Ruslán Spírin concluye su estancia en el país después de ocho años de gestión diplomática;  en entrevista realiza un balance sobre la relación bilateral.

—Si no me equivoco, usted es el embajador que lleva más años en México, ¿cuáles considera usted que son los trabajos o logros que han ayudado a consolidar la relación entre Ucrania y México?

—Fungí como embajador de Ucrania en México ya hace 8 años y medio. Hay varias cosas que mediante nuestra embajada se lograron, con el fin de hacer a Ucrania y México aún más cercanos. Por ejemplo, en 2012 los gobiernos de estos dos países firmaron el Convenio para Evitar la Doble Tributación y Prevenir la Evasión Fiscal en materia de Impuestos Sobre la Renta y sobre el Patrimonio.

Esto fomentó un clima aún más favorable para los inversionistas de ambos países. Y en 2017 firmamos el Memorándum de entendimiento entre la Agencia Espacial Estatal de Ucrania y la Agencia Espacial Mexicana concerniente a la cooperación espacial con fines pacíficos.

Ucrania históricamente siempre ha sido una potencia espacial de renombre mundial. Es uno de los países líderes en el mercado de servicios y tecnologías espaciales. La industria espacial y de cohetes de Ucrania incluye alrededor de 40 grandes empresas y una gran cantidad de pequeñas y medianas empresas, desarrolladores y laboratorios de investigación independientes. México se puede beneficiar mucho de Ucrania en esta área. En la feria aeroespacial FAMEX 2019 grandes empresas ucranianas, el Complejo Técnico Científico Aeronáutico «Antónov» que fabrica los aviones más potentes de carga del mundo, y la Agencia Espacial Estatal de Ucrania presentaron sus desarrollos tecnológicos. Asimismo, establecieron una base sólida para una mayor cooperación con México en la industria aeroespacial.

Otra cuestión muy importante en la que estamos trabajando es seguir liberando mutuamente el régimen de visado para los ucranianos y mexicanos. Ya hace tiempo que iniciamos las negociaciones para firmar un acuerdo sobre la suspensión mutua de los visados para los ciudadanos de ambos países. Actualmente la propuesta oficial de Ucrania se está considerando por las autoridades competentes de México.

Mientras tanto, el Gobierno de Ucrania ha implementado la visa electrónica para los extranjeros de ciertos países, entre ellos México, que se puede tramitar en línea. 

—Este año 2020 para toda la diplomacia del mundo ha resultado difícil lograr objetivos por el tema del nuevo coronavirus. Para usted, Embajador, ¿cómo le ha cambiado la dinámica de su trabajo cotidiano el tema del virus?

—Obviamente muchos de los eventos programados, que principalmente se realizaban de manera presencial, tuvieron que ser cancelados por el coronavirus. Eso sería, me imagino para todos, el cambio más relevante que caracteriza este año. Pero con cada puerta cerrada se abre una ventana de oportunidades, y gradualmente el mundo se adaptó a la nueva realidad donde la mayoría de los eventos se realizan de manera virtual. Y en algunos casos, incluso, parece que siempre tuvo que ser así, ya que estamos ahorrando tiempo notablemente y, sobre todo, recursos al conducir conferencias en línea.

Este año fue la primera vez en la historia que organizamos la celebración de nuestro Día de la Independencia, el 24 de agosto, de manera virtual, y pienso que estuvo bastante lindo.

Cuando la situación en el mundo con la pandemia de Covid-19 alcanzó su punto crítico, el gobierno de Ucrania no dudó en implementar medidas apropiadas de cuarentena para proteger a la población de esta amenaza. 

En particular, se realizó la cancelación de los vuelos internacionales al cerrar el espacio aéreo, así como la entrada por los puntos de control en las fronteras para los extranjeros. El servicio del metro fue suspendido y en los autobuses se dejaba viajar solamente en grupos de 10 personas. Los espacios públicos se cerraron y se empezaron a implementar las medidas sanitarias como el uso de cubrebocas, gel antibacterial etc.

El Gobierno de Ucrania y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades establecerán contactos de trabajo permanentes para coordinar los esfuerzos para combatir la propagación del coronavirus.

Un gran desafío causado por la regulación de las fronteras en el mundo y la cancelación de vuelos fue que muchos ucranianos se quedaron varados en el extranjero. Para apoyar a nuestros ciudadanos, las misiones diplomáticas de Ucrania han recibido instrucciones del Ministerio de Asuntos Exteriores para desplegar el programa denominado "Protección". El programa coordina la asistencia a los ciudadanos ucranianos que no pueden regresar a su tierra natal durante el período de restricción de las conexiones regulares de transporte internacional. 

Las embajadas y consulados de Ucrania en todo el mundo brindan a los ciudadanos de Ucrania tal apoyo como: resolver el problema de documentos, permisos, visas vencidas; cooperar con los organismos competentes del país anfitrión para que los ciudadanos ucranianos estén protegidos en casos de violación de sus derechos; informar sobre la posibilidad de regresar a Ucrania, trasladarse a países vecinos o cercanos a Ucrania para poder volver a casa etc. 

Además, se implementó un procedimiento para los ciudadanos ucranianos que regresan del extranjero en el cual deben auto aislarse en su domicilio para un periodo de observación de 14 días. Con este fin se desarrolló una aplicación que se puede descargar a un dispositivo celular para reportarse periódicamente con su ayuda hasta el fin de la observación.

Como una de las respuestas a la crisis de Covid-19, El Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania inició el desarrollo de un mapa interactivo de viaje en línea durante la pandemia. Los usuarios reciben información oportuna sobre el tránsito y la admisión de extranjeros a países de todo el mundo.

—¿En qué sectores económicos hay más interacción comercial entre Ucrania y México?

—Ucrania es un país agroindustrial. Le llaman “el granero” de Europa porque posee una de las más grandes cantidades de tierras negras, que son muy fértiles, en Europa. Ucrania es líder en el mercado mundial en la exportación de productos agrícolas, en particular del aceite de girasol, maíz, cebada, trigo, soya, aves de corral, huevos etc.

Otro sector importante son las tecnologías de información desarrolladas por los especialistas ucranianos, que son utilizados por muchas corporaciones mundiales. Durante la última década el outsourcing de Tecnología de Información en Ucrania ha crecido 20 veces. Más de 100 grandes empresas internacionales ya establecieron sus instalaciones de investigación y desarrollo de software en Ucrania, que se ha convertido en la fuerza de ingeniería de software №1 en Europa Central y Oriental. Somos líderes en ofrecer los mejores profesionales de TI certificados a nivel mundial. El e-comercio ucraniano está creciendo exponencialmente cada año y ofrece una plataforma muy potente para promover y realizar productos y servicios.

Si tienen WhatsApp ya son parte de la gran familia ucraniana, pues este programa de mensajería instantánea fue creado por los fundadores de la empresa, Brian Acton y Jan Koum ¡Cuando envíen un mensaje a sus queridos, ya saben que Ucrania conecta al mundo!

El mercado de México es de gran interés para los empresarios ucranianos. Las empresas de Ucrania de los sectores siderúrgico, aeroespacial, energético, farmacéutico y agrícola ya establecieron lazos comerciales con emprendedores mexicanos.

Por ejemplo, en el sector energético la empresa ucraniana «Turboatom» proporcionó turbinas para centrales hidroeléctricas mexicanas y además realiza constantemente sus modernizaciones y reparaciones. La última fue la «Central Hidroeléctrica La Yesca» en la frontera entre Nayarit y Jalisco en la inauguración de la cual yo tuve el honor de tomar parte. Otras centrales hidroeléctricas que tienen turbinas ucranianas son «Presa Aguamilpa» y «El Cajón» entre otras.

La empresa ucraniana especializada en metalurgia, «Energomashspetsstal» trajo laminadoras a empresas mexicanas. De Ucrania a México también provinieron gasolineras móviles innovadoras, con las que se espera ofrecer un nuevo modelo de negocios para la comercialización de gasolinas y diésel.

Ucrania exporta a México principalmente hierro y acero, así como fertilizantes nitrogenados. A su vez, la base de las importaciones procedentes de México la constituyen máquinas eléctricas, licores, vehículos automóviles y productos farmacéuticos, principalmente.

—En materia cultural y educativa, ¿ha habido interacciones entre ambos países? Pienso, por ejemplo, en intercambios entre estudiantes.

—La cooperación educativa entre Ucrania y México es un factor muy importante en el desarrollo de las relaciones entre nuestros países, ya que activa la cooperación bilateral en general, en esta esfera hay buenas perspectivas de desarrollo, tomando en cuenta entre otras cosas, un interés mutuo de los ciudadanos de las dos naciones. Tenemos un acuerdo entre nuestros gobiernos para la cooperación en el campo de la educación y la cultura.

 

La Universidad Nacional de Kyiv Taras Shevchenko y la Universidad Nacional Autónoma de México firmaron un Convenio General de colaboración que es muy importante para el desarrollo de la cooperación entre Ucrania y México en el campo de la ciencia y la educación. La cooperación que prevé este convenio involucra a todos los miembros de la comunidad universitaria: académicos, científicos, estudiantes, posgraduados. En México ya están trabajando profesores ucranianos en las áreas de ciencia y tecnología.

Además, firmamos un Acuerdo de cooperación entre la Universidad Nacional Aeroespacial MA Zhukovsky "KhAI" y el Instituto Politécnico Nacional de México. Actualmente estamos trabajando en firmar más convenios en los próximos años.

Según las estimaciones de la UNESCO, Ucrania está entre los 10 países con el nivel más alto de educación. Para los estudiantes extranjeros las universidades ucranianas ofrecen cursos de Medicina y Enfermería, Ingeniería, Tecnología de Información, Economía, Administración y Farmacéutica que son reconocidos a nivel internacional.

Estudiando en Ucrania se obtiene un gran espectro de beneficios para los estudiantes extranjeros entre los cuales podemos mencionar: educación de calidad, bajo costo, visa garantizada a todo candidato, cursos reconocidos a nivel mundial, estándar de vida europeo, aceptación mundial del método de enseñanza ucraniana, se imparten las clases en inglés, énfasis en el aspecto práctico de la enseñanza, los estudiantes extranjeros reciben un 50% de descuento en sus gastos de viajes dentro del país, experiencia enriquecedora con profesores que nos visitan de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y otros países de Europa.

—¿Cómo se encuentra la situación en la parte este de su país por el conflicto ruso?

—Actualmente la agresión militar por parte de Rusia contra Ucrania y la ocupación ilegal del territorio soberano ucraniano - la parte de Donbas, la península de Crimea - durante ya casi 7 años es prácticamente una guerra no declarada en medio de Europa. Rusia nos está bombardeando con artillería desde su territorio, enviando sus tropas regulares sin insignias y mercenarios, apoyándolos con armas y municiones disfrazadas de ayuda humanitaria para la región.

Una de las piedras angulares de la política exterior de Ucrania es el apoyo a la integridad territorial de los estados. Hemos apoyado constantemente, por ejemplo, la integridad territorial de Azerbaiyán, al igual que Azerbaiyán apoyó nuestra integridad territorial. Y este principio permanece absolutamente sin cambios para nosotros.

Ucrania está muy agradecida con toda la comunidad internacional, la ONU y México principalmente, porque la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Resolución llamada “Integridad territorial de Ucrania” cual no reconoce la anexión de la Península de Crimea por parte del ocupante ruso. México votó a favor de esa resolución y siempre estaremos agradecidos por eso. Esos territorios están considerados por la comunidad internacional como "temporalmente ocupados por Rusia", nosotros estamos constantemente presionando para explicarle a Rusia que no se puede vivir en el siglo actual como si fuera el siglo XIII, cuando un país por su propio deseo podía ocupar territorios de otro país. Al mismo tiempo, la comunidad internacional nos apoya presionando a Rusia con sanciones económicas, y así continuara hasta la plena restauración de la integridad territorial de Ucrania dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente.

El 27 de julio se inició un alto al fuego integral en el Este de Ucrania. A pesar de los intentos de las fuerzas armadas de Rusia y unidades militares en su dependencia de interrumpirlo, da esperanzas de un silencio estable. Y es fundamental seguir avanzando hacia la paz.

Los próximos pasos deberían ser la retirada de los grupos armados ilegales y las armas de los territorios ocupados, la devolución del control sobre la frontera estatal y la restauración de la integridad territorial de Ucrania dentro de fronteras reconocidas internacionalmente.

Otro problema serio que estamos enfrentando hoy es la situación con el Covid-19 en los territorios temporalmente ocupados por Rusia. La Federación de Rusia, como potencia ocupante, está obligada, de conformidad con las normas del derecho internacional humanitario, a tomar todas las medidas necesarias para garantizar la protección de la vida y la salud de la población de los territorios temporalmente ocupados. Sin embargo, Rusia no ha tomado medidas suficientes para garantizar la protección de la vida y la salud de la población de estos territorios ucranianos en el contexto de la propagación del Covid-19.

La agresión armada en curso por parte de la Federación de Rusia hace que sea imposible que la parte ucraniana brinde asistencia directa a la población de Donbas. Con las continuas hostilidades y los cierres de facto por parte de la administración de la ocupación impiden el acceso a la Misión Especial de Monitoreo de la OSCE, las agencias de la ONU, el Comité Internacional de la Cruz Roja y otras organizaciones humanitarias internacionales, por lo que la asistencia de la comunidad internacional también se está volviendo más difícil.

Rusia oculta y manipula datos sobre la situación real del Covid-19. Bajo el pretexto de combatir la infección por coronavirus, el acceso desde el territorio de Ucrania está prohibido y las actividades de la OSCE están bloqueadas. Existe un eufemismo de las estadísticas "oficiales" sobre la incidencia detectada al establecer otros diagnósticos a personas que tienen signos graves de coronavirus.

Rusia ignora las quejas sobre la mala salud de los prisioneros, incluso en presencia de síntomas característicos del Covid-19. También continúa, a pesar de las medidas de cuarentena, trasladando prisioneros del territorio ucraniano, la República Autónoma de Crimea, al territorio de Rusia, en condiciones inhumanas y degradantes.

Rusia también ignora los llamados de la ONU para un alto el fuego. La militarización ilegal en curso, las actividades de las fuerzas de ocupación y otras fuerzas de seguridad, así como el reclutamiento ilegal de la población de los territorios temporalmente ocupados para el servicio militar están exacerbando la situación y aumentando la amenaza de la propagación de Covid-19 entre la población civil.

Ucrania y otros países de Europa y el mundo ya se han enfrentado a un comportamiento hostil de la Federación de Rusia en el ciberespacio. Después de experimentar la prueba de las herramientas de agresión híbrida, Ucrania es muy consciente de lo valioso que es la seguridad del ciberespacio.

Hackers rusos, integrados en el Servicio de Inteligencia Exterior de la Federación Rusa, ya fueron detectados al intentar robar las investigaciones de la vacuna contra el coronavirus conducidas por Estados Unidos, Reino Unido y Canadá, abriendo un nuevo frente en sus batallas de espías con Occidente en medio de la competencia mundial para contener la pandemia.

Debemos adherirnos a las reglas de conducta existentes en el ciberespacio, a las cuales se debe aplicar plenamente el derecho internacional, y llevar ante la justicia a quienes violen estas reglas. Es por ello que el amplio consenso de la comunidad internacional es tan importante.

Con el colapso de la Unión Soviética Ucrania quedó como la tercera potencia nuclear mundial.  Sin embargo, en un Referéndum sin precedentes el pueblo y el gobierno decidimos deshacernos de todas las armas nucleares. A partir de 1994, cuando se firmó el Acuerdo de Budapest, Ucrania ha cumplido este compromiso. Actualmente no tenemos ninguna arma nuclear, aunque contamos con todas las tecnologías y sabemos científicamente cómo hacerlas, nuestro compromiso es mostrarle al mundo que queremos vivir en paz y darle el ejemplo al mundo de que un país no sólo debe firmar un acuerdo, sino que también debe actuar de la manera correspondiente. Si otro país tiene armas nucleares y las elimina, entonces podremos tener paz mundial.

La tragedia de esta situación consiste en que existen países que firmaron el acuerdo como "garantía de seguridad" de nuestro país, los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y entre ellos Rusia; que es un país que prácticamente debería defendernos contra cualquier amenaza, pero aprovechó la oportunidad y atacó e invadió partes de nuestro territorio soberano y ahora está aumentando su presencia militar en el territorio de la península Crimea ucraniana. Es una tragedia porque los países que tienen armas nucleares entienden que son indefensos ante un país que continúa teniendo armas nucleares, por eso no quieren deshacerse de ellas.

kg