Bruselas. El comisario europeo de Migración, Dimitris Avramópoulos, viajará próximamente a Hungría para mantener una discusión seria con el gobierno húngaro, que restableció la detención sistemática de todos los demandantes de asilo, informó este miércoles una vocera del Ejecutivo comunitario.

Más metros de muro, más controles fronterizos y, ahora, detenciones sistemáticas de los migrantes que entren ilegalmente el Hungría. En un paso más de su dura política antiinmigración, el primer ministro Viktor Orbán, ha logrado sacar adelante una ley que prevé que todos los inmigrantes que crucen la frontera sean detenidos. El parlamento húngaro aprobó la medida el martes, una medida suprimida en el 2013 bajo presiones de la Unión Europea (UE) y de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur).

La nueva ley, adoptada por 138 votos contra seis y 22 abstenciones, prevé que los migrantes sean llevados a zonas de tránsito en las fronteras con Serbia y Croacia.

Allí permanecerán retenidos en espera de una decisión definitiva sobre su solicitud de asilo, aunque podrán salir si deciden regresar al país por el que llegaron. Hungría renunció en el 2013 a la detención sistemática de los migrantes por presión sobre todo de la UE, de Acnur y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.